Rescates, mantarrayas y cicatrices: las historias de los salvavidas

Los salvavidas guatemaltecos se hacen más visibles en la época de Semana Santa, ya que por la alta cantidad de personas en este descanso necesitan estar más presentes. Sin embargo, esta labor se realiza los 365 días del año.

Para esta época el Cuerpo de Salvamento del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) tiene 150 salvavidas al servicio de los guatemaltecos en 12 playas del país.

Kit entregado por personal del Cuerpo de Salvamento del IGSS a los salvavidas. (Foto: Wendy del Cid)
Kit entregado por personal del Cuerpo de Salvamento del IGSS a los salvavidas. (Foto: Wendy del Cid)

Proceso de selección

No cualquiera puede dedicarse a salvar vidas en el mar; es por esto que se hace un proceso de selección a través de algunas pruebas. La primera competencia que deben superar es nadar 400 metros de resistencia en la piscina olímpica. La segunda prueba consiste en nadar 1 mil 200 metros de mar abierto en el Puerto de San José. Si la superan, los capacitan en labores de rescate y reanimación cardiopulmonar (RCP). Al culminar estas lecciones los evalúan y determinan quiénes son aptos para el trabajo.

El grupo de seleccionados es examinado con pruebas psicológicas. “Lo hacemos en aproximadamente un mes porque tenemos que escoger a los más capacitados”, explica Mynor Mejía, Jefe de Seguridad e Higiene del IGSS.

Asimismo, los salvavidas narran que para conservarse en forma corren y nadan a diario, ya que tienen que estar físicamente saludables para ejercer su labor. “Nuestro trabajo nos obliga a que nos mantengamos en entrenamiento constante”, asegura Walter Galindo, salvavidas del Puerto de San José. 

Información que solicitan los bañistas

De acuerdo con el salvavidas de la playa Las Lisas, Sergio Arana, los nadadores suelen acercarse a pedirles información sobre cuáles son las áreas más seguras y los horarios para bañarse. También preguntan sobre los peligros que pueden encontrar en el mar como lo son los piquetes de mantarrayas, “ya que esto provoca dolores muy fuertes”.

Los salvavidas están preparados para recibir a miles de guatemaltecos en la playa. (Foto: Archivo)
Los salvavidas están preparados para recibir a miles de guatemaltecos en la playa. (Foto: Archivo)

Experiencias en las olas

Walter Galindo, con más de 30 años de experiencia como salvavidas en el Puerto de San José, recuerda que la cicatriz que tiene en su hombro es de una vez que el mar lo arrastró debajo de los barrotes de un muelle. “Me quedó la herida marcada en mi brazo pero rescaté con vida a quien estaba en peligro en el mar”, asegura Galindo.

Una de las nueve mujeres que refuerza al equipo de salvamento del IGSS es Valeria Torres, con seis años de experiencia en la playa de Tulate, Retalhuleu. Ella asegura que nunca olvidará cuando rescató a tres pequeños que por descuido de sus papás el mar los arrastró. “El rescate se pudo hacer, pero lo tengo muy presente porque también soy madre”.

La mayor parte de las tragedias en el mar ocurren por no seguir las medidas de prevención que brindan las autoridades. (Foto: Archivo)
La mayor parte de las tragedias en el mar ocurren por no seguir las medidas de prevención que brindan las autoridades. (Foto: Archivo)

Pero no todas las historias de rescate son positivas. Walter Saravia, salvavidas con 21 años de experiencia en la playa de Monterrico, comenta que uno de los momentos que más le marcó fue cuando la persona ya estaba muerta cuando ellos llegaron; “ya era imposible que pudiéramos hacer algo por ella, aunque la familia nos pedía que le hiciéramos RCP”.

22 de marzo de 2016, 09:03

cerrar