¡Santo Viernes! Guatemala se impone a Estados Unidos y sueña

La Selección de Guatemala hizo mágica la noche de este Viernes Santo, 25 de marzo, al derrotar 2-0 a Estados Unidos, por primera vez en la historia, tras 13 partidos.

La Sele tenía que ganar para seguir con vida en las eliminatorias y cumplió, le regaló una sonrisa a unos 17 mil aficionados que llenaron el estadio Mateo Flores.

Con el triunfo, la Bicolor llegó a seis puntos en tres jornadas disputadas del Grupo C, uno menos que Trinidad y Tobago (7) y dos más que los estadounidenses, rival al que volverémos a enfrentar este martes en suelo norteamericano.

De la mano del estratega guatemalteco, Walter Claverí, la Sele impuso el ritmo en los primeros minutos, presionó la salida del rival e hizo circular la pelota en el medio campo con la fórmula Contreras-Márquez- Cincotta y Saravia.

El primer grito de gol llegó al minuto 7. Tiro de esquina cobrado por Jean Márquez y de cabeza, Rafael el “Cucurucho” Morales, remató para superar la estirada del portero Tim Howard, ex jugador del Evertón, de Inglaterra y compañero de Marco Pappa en el Colorado Rapids.

Nueve minutos después, mientras seguía vibrando el coloso de la zona 5, con el primer festejo llegó el segundo. ¿Quién más?  Carlos el “Pescado” Ruiz, el eterno goleador de la Selección, aprovechó un pase largo y con toque suave doblegó la resistencia de Howard.

Ruiz llegó a 60 goles con la Azul y Blanco, en 127 partidos, desde que debutó un 18 de noviembre de 1998. 

Con el 2-0 a favor, la orquesta de Claverí siguió sonando acompañada por la “música” que bajaba de los graderíos al ritmo de “olé olé olñe, guate, guate…”, de la afición.

En el segundo tiempo, Estados Unidos intentó reaccionar, pero se encontró con el “Súper” Paulo César Motta quien salvó a Guatemala al menos en tres ocasiones claras, para ganarse la merecida ovación del público guatemalteco que nunca dejó de apoyar.

Los dirigidos por Claverí respondieron en lo físico, estuvieron a la altura, y ganaron un partido histórico, que permite seguir soñando.

Motta fue figura. Por las bandas Rafa Morales (con gol) y Cristian Jiménez quien dio salida y ayudó en ofensiva. Los centrales, mejor Moisés Hernández, quien bien ubicado resistió a los embates de los norteamericanos. Hamilton López aportó con su característica “garra” para marcar. 

En el medio campo, partido casi impecable para Jean Márquez y  Rodrigo Saravia, trabajo silencioso y “fino” para recuperar la pelota y distribuir. Contreras puntual con el balón y muy dispuesto para colaborar a recuperar la pelota. Cincotta sólo jugó 45 minutos, no estuvo tan cómodo. Su lugar lo ocupó Marco Pappa quien levantó a los aficionados un par de toques “mágicos”.

Arriba dos luchadores, Gerson Tinoco y Carlos Ruiz, pelearon a “muerte” todas las pelotas, de espaldas a la portería de Estados Unidos sirvieron de “postes” para aguantar la pelota y generar peligro. 

Un día para celebrar, porque la azul y blanco extiende sus esperanzas en la eliminatoria. El próximo martes, de nuevo, se medirá ante Estados Unidos.

25 de marzo de 2016, 22:03

cerrar