Seis países colaboran en búsqueda de vuelo MH-370 en Océano Indico

Un barco de vigilancia de la Armada británica se dirigía este jueves al lugar próximo a las costas de Australia donde se divisaron unos objetos que podrían ser los restos del avión malasio desaparecido el 8 de marzo.

El "HMS Echo" se encuentra en la zona y se sumará a las tareas de búsqueda, informó el ministerio de Defensa. Los satélites mostraron imágenes de dos objetos en aguas australianas, uno de ellos de unos 24 metros de longitud, que podrían estar relacionados con el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace doce días con 239 personas a bordo.

Un avión Orion de la Fuerza Aérea Australiana ya ha llegado al punto donde se han localizado dos objetos que podrían pertenecer a la aeronave, mientras se prevé que otros tres aviones, otro australiano, un estadounidense y un neozelandés, llegarán a la zona esta tarde noche.

Un barco mercante también se aproximará a final de la jornada a la localización, que tiene "miles de metros de profundidad", según la fuente. Las condiciones meteorológicas en la zona son "moderadas", aunque se ha reportado que hay "poca visibilidad", lo que dificulta las tareas de los aviones y la toma de otras imágenes por parte de los satélites comerciales que han sido reorientados para tener mayores detalles del punto donde supuestamente se encuentran los restos del aparato de Malaysia Airlines, según Young.

China contacta con las autoridades australianas ante hallazgo posibles restos

El Gobierno chino declaró hoy que presta gran atención al posible hallazgo de restos del avión MH370 por Australia y añadió que ha contactado con ese país para asistir a las labores de búsqueda y rescate.

China confía en que Australia envíe lo antes posible buques y aviones a las aguas del sur del océano Índico donde satélites australianos han encontrado dos objetos, señaló el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei en un comunicado.

Familias de viajeros chinos del MH370, escépticos ante hallazgo de Australia

Las familias de los viajeros chinos que embarcaron en el vuelo MH370 y que continúan desaparecidos se mostraron hoy escépticos ante el hallazgo de posibles restos del avión en el sur del océano Índico por Australia, tras 13 días de búsqueda infructuosa y mucha desinformación.

"Aún no se ha confirmado nada, será otra falsa alarma", aseguraba hoy uno de los familiares a la prensa al salir de una sala de reuniones del hotel Lido de Pekín, donde, como mínimo dos veces por día, autoridades de la compañía aérea Malaysia Airlines les informan de los avances de la investigación.

La noticia proveniente de Australia irrumpió en esta sala a media tarde, cuando las pantallas del salón comenzaron a retransmitir el anuncio del primer ministro australiano, Tony Abbott, sobre el avistamiento de dos objetos en el mar que podrían ser partes del aparato desaparecido.

 

20 de marzo de 2014, 10:03

cerrar