Por esta razón Sergio Enríquez le compró carro a Emilenne Mazariegos

El también pastor adjunto de una de las iglesias más grandes del país es señalado de incurrir en lavado de dinero. (Foto: Wilder López/Soy502)

El también pastor adjunto de una de las iglesias más grandes del país es señalado de incurrir en lavado de dinero. (Foto: Wilder López/Soy502)

Sergio Guillermo Enríquez Garzaro, reconocido por ser el pastor adjunto de una de las iglesias más grandes de Guatemala, aceptó este 18 de abril haber comprado un vehículo para Emilenne Mazariegos a través de su empresa Mis Mantas, S. A.

Durante su declaración ante el titular del Juzgado de Mayor Riesgo C, Víctor Herrera, Enríquez relató que antes de que Mazariegos fuera electa diputada, ella le pidió asesoría para la compra de un automóvil Mercedes Benz y le hizo la salvedad que carecía de los fondos para adquirirlo al contado.

Según la declaración del religioso, aunque el vehículo estaba a nombre de Mis Mantas, fue Mazariegos quien lo recogió al ser entregado. (Foto: Wilder López/Soy502)
Según la declaración del religioso, aunque el vehículo estaba a nombre de Mis Mantas, fue Mazariegos quien lo recogió al ser entregado. (Foto: Wilder López/Soy502)

La exlegisladora le propuso a Enríquez que le facilitara la compra a través de una modalidad de leasing (alquiler con derecho a compra) y él lo consideró "prudente".

Tras el acuerdo, el pastor le pidió a Mazariegos un depósito de 50 mil quetzales para sufragar el enganche de un vehículo Mercedes Benz, modelo 2012, con placas partículares 389FFD.

Aunque no nos dedicamos exactamente a eso con Mis Mantas, no es el motivo principal del negocio, pero sí nos lo permite nuestra patente. Consideré que era prudente porque tendríamos dos utilidades
Sergio Enríquez Garzaro

Mientras se tramitaba la compra, la exfuncionaria le informó a Enríquez que tenía una mejor fuente de financiamiento, pero como ya se habían emitido las placas, ya no pagó directamente a Grupo Q, sino que efectuó seis depósitos bancarios a Mis Mantas que suman 300 mil quetzales.

Sin embargo, quedó un saldo de 80 mil quetzales que el sindicado aseguró haber cubierto para no perjudicar a su compañía, aunque destacó que aún no le ha sido pagado.

Las condiciones que el también empresario le fijó a la exparlamentaria eran que le pagara un seguro y que realizara el traspaso a su nombre, para evitar inconvenientes legales.

Según la investigación, el dinero que Mis Mantas recibió de Mazariegos fue obtenido a través de un fraude millonario a la Municipalidad de Chicamán, Quiché, por lo que Enríquez y su socio Víctor Hugo Enríquez Morales son señalados de lavado de dinero.

Emilenne, su madre Ana Patricia Mazariegos, su esposo Fernando Siliézar y otras 13 personas están señalados de integrar una estructura criminal que por medio de la adjudicación de cinco proyectos que permanecen inconclusos desvió fondos de la Comuna referida para beneficiarse. 

18 de abril de 2017, 17:04

cerrar