Caso Emilenne: MP pide arraigo contra hijo de pastor acusado de fraude

Sergio Guillermo Enríquez Garzaro es pastor adjunto de una de las iglesias evangélicas más grandes del país. (Foto: Captura de YouTube)

Sergio Guillermo Enríquez Garzaro es pastor adjunto de una de las iglesias evangélicas más grandes del país. (Foto: Captura de YouTube)

El Juzgado de Mayor Riesgo C dio inicio a la audiencia de primera declaración por un caso de fraude en la Municipalidad de Chicamán, Quiché. Sin embargo, la diligencia es caracterizada por la ausencia de cuatro implicados, entre ellos Sergio Guillermo Enríquez Garzaro, pastor adjunto de una de las iglesias más grandes del país.

Previo a empezar con la imputación de los hechos contra los sindicados, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) solicitó que se declarara en rebeldía y se decretara arraigo contra Enríquez, Armando Ramírez Velazco, Mario Palma Ávila y Reginaldo Gamarro Alvarado.

Según la representante de la fiscalía, la Policía Nacional Civil no ha localizado a los cuatro implicados referidos en sus hogares, áreas de trabajo o lugares que acostumbran a visitar; tampoco se han puesto a disposición de la justicia, pese a que los medios de comunicación han divulgado la información sobre el caso en su contra. 

  • PUEDE INTERESARTE...

El titular del juzgado, Víctor Herrera, resolvió esperar para decretar las medidas solicitadas por el Ministerio Público, debido a que debe revisar los memoriales que algunos abogados le presentaron unos minutos antes de empezar con la diligencia. En dichos documentos se estaría poniendo a disposición a algunas personas requeridas por la justicia,  así que habría que confirmar si no se trata de los ausentes. 

Lavado de dinero

Según la investigación, Sergio Enríquez (hijo) habría incurrido en lavado de dinero al colaborar con la exdiputada Emilenne Mazariegos para adquirir un vehículo con los fondos obtenidos de la comuna.

La gestión se concretó por medio de Mis Mantas, S.A., la empresa que Enríquez administra junto a Víctor Hugo Enríquez Morales, quien ya guarda prisión preventiva por este caso.

Tras recibir 300 mil quetzales de Mazariegos y 80 mil del propio Sergio Guillermo, la compañía giró cheques por 250 mil quetzales y compró un cheque de caja por 133 mil 864(misma moneda) que fue usado para la adquisición de un vehículo modelo 2012. Aunque el automóvil aparecía a nombre de la empresa, era utilizado por la exlegisladora del Partido Patriota.

Mazariegos, su madre Ana Patricia Mazariegos y su esposo Fernando Siliézar, junto a otras 13 personas, están señalados de integrar una estructura criminal que desviaron más de 15 millones de quetzales de la Municipalidad de Chicaman, Quiché, para beneficiarse. Esto lo lograron por medio de la adjudicación de cinco proyectos que permanecen inconclusos.

  • LEE TAMBIÉN...

15 de marzo de 2017, 12:03

cerrar