Sevilla - Athletic de Bilbao, el duelo español en la Europa League

El Athletic Club sueña con la remontada frente al Sevilla. (Foto: Facebook/Athletic Club)

El Athletic Club sueña con la remontada frente al Sevilla. (Foto: Facebook/Athletic Club)

Sevilla y Athletic Club se encuentran este jueves en la vuelta de los cuartos de final de la Liga Europa, al que los hispalenses, vigentes campeones, llegan con ventaja (1-2 en la ida) para encadenar su tercera semifinal, mientras que los bilbaínos sueñan con la remontada.

La igualdad entre ambos es máxima, pues en la Liga, los vizcaínos son sextos con 51 puntos y los andaluces han perdido fuelle y ahora son séptimos con 48 puntos luego de tres derrotas seguidas, aunque el Sevilla tiene claro que debe hacer valer su renta en su estadio, donde es más fuerte al llevar once triunfos seguidos en su torneo "fetiche", que ganaron en 2014 y 2015.

Este crucial choque coincide de nuevo con un Jueves de Feria, como hace diez años, cuando el histórico gol del malogrado Antonio Puerta ante el Schalke 04 dio el pase a los sevillistas a su primera final europea, ganada al Middlesbrough inglés en Eindhoven, aunque el equipo entrenado por Unai Emery no quiere ninguna confianza.

El técnico del Sevilla tiene la sensible baja por sanción del mediapunta argentino Éver Banega, el organizador de su equipo, con lo que previsiblemente alineará a Vicente Iborra como segundo punta junto a Vitolo y el danés Krohn-Dehli en las bandas, y el francés Kevin Gameiro, que lleva 23 goles esta temporada, arriba.

Por su parte, y aunque recupera a Raúl García tras cumplir su sanción, el Athletic también tiene bajas, la más importante la del delantero Iñaki Williams, que no se ha recuperado de las molestias musculares por las que fue sustituido en el choque frente al Rayo.

Los bilbaínos sueñan con remontar el 1-2 de la ida para mantener el sueño de conquistar una Liga de Europa, que en los últimos años ya es más que un anhelo.

Desde que en 2012 cediese en la final, sin paliativos, ante el Atlético de Madrid del Cholo Simeone que empezaba a hacer historia, la consecución de un título europeo se ha convertido casi en una obsesión en el club vizcaíno.

Llevar a sus vitrinas un título así (la Champions League la tiene aún como una quimera) refrendaría en el ámbito internacional la singular filosofía del equipo vasco de jugar solo con gente de casa.

Pero no le llega en buen momento al Athletic este importante y más que complicado envite, un reto que se le torció en la ida cuando una mala cesión de Iker Muniain a Iago Herrerín, cambió el rumbo de una eliminatoria más, camino en ese momento del 2-0 que del 1-2 con el que acabó ese primer partido.

A la ya enorme dificultad de superar al tetracampeón de la Liga Europa se le han sumado una serie de lesiones que le han debilitado, la última de ellas la de Williams. La baja de la "pantera" rojiblanca se une a la de Aymeric Laporte en el eje de la zaga, uno de los jugadores más complicados de relevar para Ernesto Valverde, y la de Sabin Merino, que le daba mucha versatilidad a su ataque.

Además, llegará algo apurado Xabi Etxeita, tocado por unas molestias que, no obstante, le han permitido viajar a Sevilla.

14 de abril de 2016, 07:04

cerrar