Si piensas hacerte un tatuaje, estos son los peores ejemplos

El mal gusto es contagioso y más cuando hablamos de creatividad. Las bellas artes no son siempre necesariamente bellas y cuando se trata de tatuajes, la línea entre lo artístico y lo catastrófico puede ser tan sutil que muchos no se dan cuenta del error -o del horror- hasta que lo experimentan de forma permanente en su propia piel.

Los afectados por este error antiestético suelen ser personas que en un momento de valentía –o de un consumo exagerado de bebidas alcohólicas- deciden grabarse para siempre símbolos o palabras de los que más tarde se arrepentirán.

Para ellos el único remedio es someterse a tratamientos para despigmentar las zonas marcadas por la tinta.

Esta galería recoge algunas de las mayores aberraciones tatuadas a lo largo de la historia. Tatuadores que decidieron ir contra cualquier tipo de criterio estético y profesional para hacer  las ocurrencias más disparatadas de sus clientes. Un claro ejemplo, cada uno de ellos, de lo que nunca, nadie, debería hacer.

*Con información de Daily Mail y Enfemenino

15 de mayo de 2016, 17:05

cerrar