Conflicto entre vendedores de la Sexta y la Muni sigue sin resolverse

Los vendedores ambulantes que hasta hace poco permanecían en los alrededores de la Sexta Avenida solicitaron el apoyo de la Procuraduría de los Derechos Humanos para mediar y encontrar una solución para que la Municipalidad de Guatemala les permita ofrecer sus productos en ese espacio. 

De esa cuenta, delegados de la Procuraduría se acercaron al edificio municipal acompañados de los comerciantes para solicitar una reunión con representantes de la comuna. 

CONFLICTO...

“Los vendedores llevaban una petición para que la Municipalidad les autorizara un permiso temporal de dos semanas para que pudieran aprovechar la época de fin de año. Lamentablemente no los recibió autoridad competente, argumentando que no se les podía ayudar ya que existe un acuerdo municipal en el que se prohíben las ventas ambulantes en el Paseo de la Sexta”, explica Fernando Trabanino, de la Defensoría del Consumidor de la PDH

La nula apertura de las autoridades municipales preocupa a los defensores de los derechos humanos, ya que no se permite llegar a una solución entre ambas partes. 

DISTURBIOS...

“Hacemos un llamado a la Municipalidad para que se abran al diálogo y dar una solución a la problemática”, agrega Trabanino

La disyuntiva hace que el ambiente sobre la Sexta Avenida sea tenso por los desalojos que se pueden suscitar en los próximos días, razón por la que existe una vigilancia permanente de la PDH

“La procuraduría busca mediar, dialogar y evitar los actos violentos. Sería recomendable que la municipalidad reciba la petición y estudie una solución para que los vendedores puedan ejercer su oficio. Ellos buscan esta opción a falta de oportunidades laborales”, agrega. 

Se trató de consultar la postura de la municipalidad, pero la oficina de comunicación de esa entidad no respondió a las llamadas.

19 de diciembre de 2016, 20:12

cerrar