La crisis en la que Alfonso Cabrera deja sumido al Ministerio de Salud

Alfonso Cabrera renunció oficialmente como Ministro de Salud. Deja el puesto tras seis meses, sin que ello haya supuesto una mejora para el sistema de Salud, el cual, para ser sinceros, ya se encontraba en crisis.

Sin embargo, durante su gestión, más que motivos que supusieran su mejora, fue la cartera que más preocupó. Fue el primer ministro llamado a una interpelación en el Pleno del Congreso, de la cual evitó minutos antes de que iniciara, en una dudosa negociación con el diputado interpelante, Luis Hernández Azmitia.

  • MIRA AHORA: 

En cuanto a la atención primaria, dos sonados casos dejaron mucho que desear de su gestión, con un niño muerto por desnutrición que buscó ayuda en un centro de salud de la zona 6, y una adolescente que tuvo a su bebé en las afueras de un centro en Baja Verapaz, supuestamente porque no la atendieron los empleados de Salud.

Pero más sonado fue que antes de iniciar este Gobierno, el Ministerio de Salud ya había dado de qué hablar, por la supuesta donación de medicamentos, algunos de los cuales estaban vencidos.

Al ser consultados los médicos de los hospitales más grandes del país, el Roosevelt y el San Juan de Dios, indicaron que en estos seis meses de gestión de Cabrera, él no pudo revertir en lo más mínimo las condiciones en las que se encuentra el sector.

Los doctores aún trabajan en condiciones precarias. Persiste el desabastecimiento, los servicios continúan abarrotados y las instalaciones ya no tienen capacidad para atender la demanda de los pacientes.

“Vamos paleando la situación”, dice uno de los doctores del Roosevelt. Desde que comenzó el año no han encontrado consuelo en la compleja problemática que ya se presentaba desde finales del año pasado. “Siempre hemos estado en una situación crítica”, agrega.  

Datos del Sistema de Contabilidad Integrada (Sicoin) del Ministerio de Finanza, evidencian las carencias de recursos significativas. A este ritmo de ejecución de presupuesto, el centro asistencial ubicado en la zona 11 de la capital podrá funcionar por 31 días más. Ya gastó un 87.05% de su presupuesto.

Una situación que se repite en la mayoría de hospitales de la Red Nacional. Solo cuatro de 44 centros asistenciales podrán terminar el año con su presupuesto actual.

Peor en los departamentos

El desabastecimiento es una condición común entre todos las unidades ejecutoras del Ministerio de Salud. Esto limita la atención que se le puede otorgar a los pacientes y obliga a los hospitales departamentales, lo más afectados por esta problemática, a referir pacientes al Hospital Roosevelt o el San Juan de Dios. 

Napoleón Méndez, encargado de la Emergencia del Hospital San Juan de Dios, comenta que la situación tampoco es mejor ahí, pero “no están tan mal”.

Un 20% de los ingresos a emergencias son de hospitales departamentales.
Napoleón Méndez
, Encargado de la Emergencia del San Juan de Dios

La precariedad en la atención de nuevo se ve reflejada en la falta de recursos. Datos del Sicoin confirman que el San Juan de Dios ya ha ejecutado el 78.94% de su presupuesto y al ritmo actual tendría para funcionar por 56 días.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Cabrera deja la cartera con varios proyectos pendientes. Nunca salió a luz la subasta inversa, a pesar de que se dijo que se priorizaría y que los primeros ejercicios se realizarían en junio. La cartera aún debe  377 millones de quetzales a proveedores. Y también dejará a medias la construcción del Hospital de Villa Nueva.

20 de julio de 2016, 18:07

cerrar