¡Sonríe! Miles de cámaras vigilan tus movimientos en Guatemala

Cada ciudadano sale al menos en 300 cámaras al día en promedio en Guatemala. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Cada ciudadano sale al menos en 300 cámaras al día en promedio en Guatemala. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Cada día las cámaras de videovigilancia registran nuestros movimientos al menos en 300 ocasiones, desde las cámaras públicas hasta las instaladas en establecimientos privados.

Pese a que no hay una certeza de cuántas cámaras nos vigilan, se estima que son miles en todo el país, además estas cada vez son más accesibles a los consumidores y con tecnología más sofisticada.

Su función es proteger al ciudadano pero, ¿hasta qué punto se viola la privacidad?

  • LEE TAMBIÉN:

El tema de discusión se volvió a poner sobre la mesa en un foro organizado por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) donde Francisco José Quezada defendió su uso como una herramienta para reducir la criminalidad, pero, a su vez criticó que no existen políticas en el país que eviten el uso abusivo del material grabado.

  • TE INTERESA:

"¿Vale más la privacidad o la seguridad? Tiene que ser un balance entre las dos no solo es inhibir el uso de las cámaras sino orientarlo", comentó el analista.

Según el analista, la videovigilancia ha cumplido su cometido en la reducción de la criminalidad en las áreas donde se instala.

Pero también tiene carencias. Por ello, Quezada recomendó que se debe informar al ciudadano sobre la vigilancia en espacios públicos. Además comentó que las imágenes no pueden ser cedidas a funcionarios no autorizados ni a terceros. 

Si queremos combatir la criminalidad tenemos que sacrificar la libertad y privacidad.
Francisco José Quezada
, analista

Quezada comentó que la vivienda y las conversaciones privadas no deben ser objeto de vigilancia. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)
Quezada comentó que la vivienda y las conversaciones privadas no deben ser objeto de vigilancia. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

"Es un instrumento muy valioso, pero en algún momento va a llegar un exceso y la persona no lo denuncia porque no sabe sus derechos", añadió.

Una de las soluciones podría ser una legislación, aunque Quezada apuesta más por informar al ciudadano sobres las pautas, el destino de la grabación y los derechos que tiene cuando haya un uso abusivo de cámaras.

Entre los asistentes, un representante del Sistema Penitenciario compartió la duda sobre las cámaras dentro de los centros de detención para vigilar a los privados de libertad.

"Privados de libertad y agentes en muchas ocasiones manipulan las cámaras y las tapan para poder ingresar ilícitos", denunció. 

Asimismo, recordó la anécdota de El Chapo Guzmán que estaba altamente vigilado salvo en el sanitario, por donde se escapó.

18 de octubre de 2017, 17:10

cerrar