Las sonrisas que provocó Ronaldinho en Guatemala

Ronaldinho tocó el balón y este sonrió; la alegría la contagió a los graderíos del estadio Cementos Progreso donde unos 9 mil aficionados presenciaron el "Clásico de la Alegría", que tuvo como protagonista principal al astro brasileño.

MIRA EL VIDEO MÁS ABAJO

Sobre el terreno de juego estuvo 82 minutos, 42 lo hizo vestido de rojo y 40 de crema. En cada bando aportó lo suyo: "magia". El partido terminó 2-2. Además, sirvió para que los aficionados de los clubes más grandes del país vieran a los nuevos refuerzos de sus equipos.

En el primer tiempo levantó al público con un "globito" espectacular sobre Jean Márquez. En el segundo hizo lo suyo con un "tunelito" mágico sobre Marco Rivas, que provocó un "ole" rotundo en el coloso de la zona 6. 

Al final, reverencia a la gente, mano en el corazón y abrazo a sus "compañeros" de equipo.

10 de julio de 2016, 19:07

cerrar