El sospechoso del ataque en Suecia tenía orden de expulsión

El atacante se mostró orgulloso del atentado. (Foto: LosAndes)

El atacante se mostró orgulloso del atentado. (Foto: LosAndes)

La policía detuvo este viernes en Märsta, a 40 kilómetros al norte de Estocolmo, al presunto autor del atentado, un uzbeko de 39 años, conocido por los servicios de inteligencia y que se encuentra en detención preventiva. 

Su nombre "apareció en nuestra recopilación de informaciones del pasado", indicó el jefe de los servicios secretos (Säpo), Anders Thornberg. Según los expedientes, había solicitado asilo pero se le rechazó y tenía una orden de expulsión.

Varios medios locales lo describen como un simpatizante de la organización yihadista Estado Islámico, una información que los investigadores se niegan a comentar. Según esos medios, el sospechoso es un padre de familia que trabajaba en la construcción. 

"Era una persona discreta, un poco distante, que no llamaba la atención. Cumplía con su trabajo", indicó Pierre Svensson, jefe de una empresa de saneamiento y descontaminación para la que trabajó el presunto autor del atentado, a finales de 2016. "Su actitud no era negativa", dijo, tras precisar que el hombre apenas hablaba unas palabras de sueco.  

Algunos de sus conocidos aseguraban este domingo en la prensa que el sospechoso no parecía haberse radicalizado. "Salía de fiesta y bebía", según una de esas personas. 

La policía interrogó entre el sábado y domingo a seis personas de su entorno.

Los heridos

El ataque de Estocolmo dejó cuatro muertos y 15 heridos, de los cuales dos seguían este domingo en estado crítico.

El detenido confesó ser el autor y dijo que estaba "satisfecho de lo que había hecho" y que "logró lo que quería", informó este domingo el diario Expressen.

El atentado en Suecia conmocionó al país nórdico, que suele enorgullecerse de su apertura y su tolerancia.

*Con información de AFP e Infobae.

09 de abril de 2017, 21:04

cerrar