Los sueños de Ángela y Verónica, las niñas que murieron en la Terminal

Un incendio en La Terminal acabó con la vida de Verónica y Ángela Cor Crisóstomo de 13 y 15 años. Sus sueños se vieron interrumpidos por el siniestro que también dejó a unos 40 comerciantes sin su lugar de trabajo. 

Verónica y Ángela estudiaban, una por las tardes y la otra el fin de semana para convertirse en bachilleres en computación y luego soñaban con estudiar medicina para con ello ayudar a su madre, Elfida Crisóstomo Suchité, quien hasta este sábado, seguía sin creer en la muerte de sus pequeñas. 

La familia llegó hace poco más de un año a la ciudad capital procedente del departamento de Petén, justo después de la muerte del padre de familia, quien tuvo un cuadro de diabetes que se complicó.

Elfida se dedica a vender artículos de segunda mano, juguetes y alcancías plásticas, mientras las dos adolescentes junto con otra de sus hermanas, Emilia Cor, ayudaban en el pequeño puesto donde dormían y fue uno de los que se quemó el viernes. 

Más tranquilas  

El viernes, fue un día que Emilia querrá olvidar junto con su madre. La primera de ellas fue quien de peor forma tomó la noticia, puesto que era la responsable del cuidado de las adolescentes fallecidas. La hermana mayor se culpaba así misma sobre la tragedia y amenazaba con quitarse la vida mientras una bombero del cuerpo Voluntario del país la consoló incansablemente. 
 
 
Este sábado un tanto más resignadas por el hecho, piden ayuda para poder costear el pago del servicio funerario y continuar con el negocio que les da de comer. 
 
Para ayudar a la famlia Crisóstomo, la madre brindó el número telefónico 4134-9580 para recibir el apoyo. 
 
Familiares, amigos y otros inquilinos del mercado La Terminal, darán el último adiós a Verónica y Ángela este domingo 20 de marzo en el Cementerio General

19 de marzo de 2016, 17:03

cerrar