Superar El Cambray cambió la filosofía de vida de Don Néstor

Afortunadamente don Néstor Aguilar pudo salir de su casa ileso y por su propio pie, después de que el cerro se derrumbara sobre su casa de El Cambray II. Tuvo que esquivar rocas y vigas para poder escapar, pero al menos, tuvo más suerte que muchos de sus vecinos. 

Una vez a salvo, sentado sobre una ceiba, se hizo la promesa de que ahí nacía un nuevo Néstor y así ha sido durante este año.

  • RECUERDA LA HISTORIA DE DON NÉSTOR:

"Antes era bastante materialista, pero me di cuenta de cómo sin las cosas uno sigue siendo la misma persona", explicó.

De la tragedia, don Néstor ha aprendido a luchar contra la adversidad y crecer como persona. "Me ha servido para bien, creo que además, materialmente, he crecido como tres veces", añadió.

Tras la tragedia, el taxista mira la vida de frente sin tener miedo a nada. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)
Tras la tragedia, el taxista mira la vida de frente sin tener miedo a nada. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Su nueva filosofía de vida es: "lo material es secundario, hay que mantener la vista hacia adelante y todas las cosas sirven para mejorar".

Su nueva filosofía de vida es: "lo material es secundario, hay que mantener la vista hacia adelante y todas las cosas sirven para mejorar".
Néstor Aguilar
, sobreviviente de El Cambray II

Montado en el taxi que le facilitó la empresa, el suyo se quedó bajo los escombros, ha ido recuperándose económica y moralmente, aunque como es normal durante este tiempo también ha tenido momentos de desánimo.

Don Néstor no se ha acercado a la zona donde vivió tantos años y ha hecho su vida en otro lugar demostrándole a sus familiares y allegados la manera con la que se ha desenvuelto en los últimos meses.

Néstor Aguilar, con su hijo, y las fotos que Soy502 recuperó para su familia: una reproducción del retrato de boda y una de la foto tomada en el área del alud. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Néstor Aguilar, con su hijo, y las fotos que Soy502 recuperó para su familia: una reproducción del retrato de boda y una de la foto tomada en el área del alud. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

"La mejor herencia que les puedo dejar a mis hijos es que no hay que darse por vencidos ante nada", señaló.

Ahora mira hacia el futuro demostrando ser todo un ejemplo de superación.

01 de octubre de 2016, 09:10

cerrar