El Súpermartes ya pasó, ¿qué viene ahora?

EE.UU. vive su resaca electoral después de una de las fechas clave de su período electoral, el Súpermartes (SuperTuesday, en inglés). Hillary Clinton en el bando demócrata, y Donald Trump, en el republicano, afianzaron su ventaja frente a sus perseguidores con siete victorias respectivamente.

Mientras que Clinton se llevó casi todos los estados del sur, Trump continuó su racha en estados de variado perfil demográfico y económico. Entre ambos se repartieron los ataques, como si ya fueran los candidatos finales de sus partidos para las elecciones generales de noviembre.

Las alternativas

Bernie Sanders es la alternativa a Hillary Clinton. En número de delegados la diferencia entre ambos no es tan alta, sólo que Clinton agrupa a los superdelegados, que son los fuerzas del partido que buscan la permanencia de la ideología y que se posicionan de momento a favor de la exsecretaria de Estado.

Sanders consiguió superar a Clinton en cuatro estados, mostrando fortaleza en el norte y centro del país.

Su estrategia es alargar la contienda hasta junio, cuando vota California, el estado que más delegados pone en juego, así como cosechar por el camino triunfos en otros territorios como Michigan y Nueva York.

Los resultados evidenciaron el problema de Sanders con el voto afroamericano que se posiciona con Clinton, pero se afianza entre el público juvenil y los progresistas.

En el bando republicano, Ted Cruz consiguió un gran salto al conquistar tres territorios, entre ellos Texas, el estado más importante del Supermartes.

Los republicanos lo tienen más complicado para frenar a Trump y Ted Cruz es la opción más solida. Después de imponerse en Texas, Oklahoma y Alaska el senador se mantiene vivo y recomendó a sus rivales que se retiren de la contienda para que los esfuerzos se concentren en una sola alternativa.

No obstante el ala más conservadora del partido se resiste a la victoria de Trump y muchos analistas no descartan que la lucha llegue hasta la convención nacional.

Las próximas fechas

En el lado demócrata hay que poner atención a las próximas semanas donde estarán en juego estados con un gran reparto de delegados como Michigan (130) el 8 de marzo y Florida (214), Illinois (156) y Ohio (143) el 15 de marzo.

La próxima cita será el 5 de marzo donde votarán los estados de Kansas, Kentucky, Lousiana y Maine. Sumados a estos quedan 16 estados en este mes de marzo, incluído Florida, que pone en juego 99 delegados. Además a partir del 15 de marzo el ganador de la elección se lleva todos los delegados y no se reparten proporcionalmente.

 

02 de marzo de 2016, 12:03

cerrar