Caso Hogar Seguro: se entregó la mujer encargada de cuidar a las niñas

Ofelia Pérez Campo era la encargada de cuidar a las niñas en el Hogar Virgen de la Asunción. El día previo a la tragedia estaba de descanso y cuando llegó la situación ya estaba bajo control. Según ella, pasó la noche en el lugar y los gritos la despertaron. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Ofelia Pérez Campo era la encargada de cuidar a las niñas en el Hogar Virgen de la Asunción. El día previo a la tragedia estaba de descanso y cuando llegó la situación ya estaba bajo control. Según ella, pasó la noche en el lugar y los gritos la despertaron. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Ofelia María Pérez Campo, supervisora del departamento contra el maltrato en todas sus formas del Hogar seguro Virgen de la Asunción, estuvo prófuga hasta este miércoles. Se presentó al juzgado cuarto, encabezado por el juez Carlos Guerra, para brindar su primera declaración como la novena implicada en el caso denominado Hogar Seguro, donde murieron 41 niñas producto de un incendio.

Pérez Campo narró entre lagrimas los momentos que vivió cuando empezó el incendio. “Avisaron por radio que trajeran todos los extintores y yo salí corriendo. Tenía uno en la mano y en el camino agarre otro porque yo podía correr más rápido”, aseguró.

Cuando llegue al aula que se incendiaba ya estaba abierta la puerta. Me puse guantes y empece a sacar a las niñas que estaban aún adentro.
Ofelia Pérez Campo
, Supervisora del departamento contra el maltrato en todas sus formas

“Cuando llegaron los bomberos, ya no nos dejaron seguir ayudando a sacar a las adolescentes porque ya habían muerto. Todavía dos cuerpos quedaron en el área administrativa”, sijo Pérez Campo.

La protectora que no protegió

Pérez Campo era la supervisora de departamento contra el maltrato del área “Mi Hogar”, dónde residían las adolescentes entre 13 y 18 años. Su función era velar por las niñas del centro, asegurándose que se les diera “un buen trato, buena alimentación, educación y motivarlas".

El Ministerio Público (MP) la acusa de incumplir ampliamente su función de protección a las niñas y con ello permitir que las adolescentes recibieran vejámenes y en última causa ser responsables del incendio. 

Según el ente investigador, la mujer de 31 años permitió que las adolescentes fueran maltratadas en varias ocaciones antes, durante y después de la crisis que se vivió en el centro de acogida. Empezando por dejar que las niñas vivieran en malas condiciones dentro del Hogar Seguro y sin recibir la educación ni la formación que correspondía.

El MP señaló que Pérez Campo tuvo una “actitud pasiva” frente a la crisis. De esta forma “omitió” tomar decisiones para proteger a las adolescentes y tampoco supervisó que las actividades e instalaciones fueran adecuadas. “No realizó ninguna acción en favor de las adolescentes”, dijo el fiscal.

Al ser encerradas las adolescentes bajo custodia de la policía las pusieron en condiciones peores y con agravios más grandes que en los que se encontraban en el área de “Mi hogar”.
Acusación del MP

La cumpleañera que siguió instrucciones

Ofelia María Pérez Campo declaró ante le juez Carlos Guerra, titular del juzgado cuarto a cargo de la causa, y se defendió de los señalamientos. “Ese día estaba de descanso (7 de marzo). Era mi cumpleaños y mi novio me había llevado a almorzar y por eso me encontraba muy lejos del Hogar”, le dijo al juez.

La coordinadora explicó que le informaron por teléfono la situación de “bochinche” que se estaba desarrollando en el Hogar Seguro. “Los adolescentes tenían pasamontañas y palos”, aseguró. Ella llegó al centro cuando el amotinamiento ya estaba bajo control, la noche antes del siniestro.

Yo seguí instrucciones. No participe en ninguna de las reuniones en las que las autoridades tomaron la decisión de encerrar a las adolescentes.
Ofelia Pérez Campo
, Supervisora del departamento contra el maltrato en todas sus formas

“Mi jefa inmediata me ordenó que prepara el aula para que las adolescentes reingresaran. Yo preparé el lugar con colchonetas y todo”, le explicó al juez. Hizo énfasis en que dicha aula no era adecuada para retenerlas, pero sus superiores no le hicieron caso. La supervisora salió a recibir a las menores de edad antes de que volvieran a entrar al hogar y les “pidió por favor que hicieran caso y no estuvieran haciendo cosas que no debían”.

Según su relato, a las cuatro de la mañana las adolescentes se habían dormido. Ella durmió en el lugar y no supo nada más hasta que comenzó el incendio.

Ofelia Pérez es acusada de: maltrato contra personas menores, homicidio culposo e incumplimiento de deberes.

28 de junio de 2017, 13:06

cerrar