Suspenden un juego de fútbol por una lluvia de peluches

El gesto mostró el buen corazón que tienen los aficionados belgas. (Foto: Clarín)

El gesto mostró el buen corazón que tienen los aficionados belgas. (Foto: Clarín)

Muchos encuentros de fútbol se ven interrumpidos por la pasión de los seguidores en las gradas, que en ocasiones lanzan luces de bengalas o papeles a la cancha.

Sin embargo, un grupo de hinchas que asistió al encuentro entre el Charleroi y el Oostende de la liga de Bélgica hizo que el partido se retrasara, pero todo con una buena intención, poco común en otras ligas a nivel mundial.

Los seguidores del Charleroi llegaron armados con ositos de peluche que, antes de iniciar el encuentro, lanzaron a la gramilla al punto de invadir gran parte del terreno de juego y la portería.

El motivo fue por una buena causa: una campaña para repartir dichos juguetes en hospitales, orfanatos y niños de bajos recursos de la ciudad durante la próxima Navidad. Y que resultó un éxito, ya que, según aseguraron en el club, se recaudaron más de 300 muñecos

Ante la "tormenta" de ositos, el encuentro debió ser postergado hasta que los sacaran de la cancha. Muchos de ellos quedaron enredados en la red de uno de los arcos. Y fueron los más difíciles de retirar.

En el plano deportivo, ambas escuadras empataron a un gol, pero eso importó poco ante la felicidad que se desatará en muchos niños que tendrán un agradable regalo de Navidad.

TE PUEDE INTERESAR: 

*Con información de ElClarín.

04 de diciembre de 2017, 16:12

cerrar