¿Es viable cambiar la Bolsa Segura por una tarjeta de débito?

La bolsa de alimentos desaparecerá en el Gobierno de Jimmy Morales y se iniciará un plan piloto para sustituirla por una tarjeta de débito. (Foto: Archivo/Soy502)

La bolsa de alimentos desaparecerá en el Gobierno de Jimmy Morales y se iniciará un plan piloto para sustituirla por una tarjeta de débito. (Foto: Archivo/Soy502)

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) busca eliminar la entrega de la bolsa de alimentos que fue conocida como Bolsa Segura o Bolsa Solidaria, y sustituirla por una tarjeta de débito con la que comprarán en tiendas de alimentos. La ayuda será focalizada en  seis municipios del departamento de Guatemala como parte de un plan piloto. 

De acuedo con Pedro Prado, coordinador del Departamento de Investigación y Consultaría Económica de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies), basarse en esta encuesta es lo mejor que el Mides puede hacer. Y considera que es importante acercar los servicios financieros al interior del país “puede utilizarse también como un buen mecanismo para la educación financiera”. 

El programa de tarjetas de débito sería implementado en los departamentos con mayor necesidad según la Encovi, como: Alta Verapaz, Sololá y Quiché. (Foto: Nuestro Diario)
El programa de tarjetas de débito sería implementado en los departamentos con mayor necesidad según la Encovi, como: Alta Verapaz, Sololá y Quiché. (Foto: Nuestro Diario)

Asimismo Prado opina que es necesario hacer "muy bien" el estudio de factibilidad. “Hay que analizar si las personas van a tener que viajar grandes distancias por ir a traer los productos o si tienen que aprender a manejar esa tarjeta”.

Según Anabella Castañeda, una de las beneficiadas en el Gobierno de Álvaro Colom por la Bolsa Solidaria, la implementación de la tarjeta es una opción positiva. “Es posible que en su tierra tengan sembrado alimentos que vienen en la bolsa y necesiten comprar otros”, asegura Castañeda.

De acuerdo con el exministro de desarrollo social, Leonel Rodríguez, los encargados del proyecto deben tener la infraestructura necesaria para implementarlo “para que garantice a las usuarias que efectivamente los productos van a ser accesibles en las áreas más alejadas”.

Rodríguez también sostiene que los niveles de educación son un problema pero que la mayor complicación es conocer “qué exactamente es lo que la persona está adquiriendo a través del débito de su tarjeta”.