Tatuaje pone a los médicos frente a un dilema ético de vida o muerte

Finalmente, el paciente fue llevado a la unidad de cuidados intensivos en donde falleció sin antes recuperar la consciencia. (Foto: Pixabay)

Finalmente, el paciente fue llevado a la unidad de cuidados intensivos en donde falleció sin antes recuperar la consciencia. (Foto: Pixabay)

Un grupo de médicos se vio en una encrucijada al momento de atender a un paciente que necesitaba ser reanimado, tras llegar inconsciente en una ambulancia al hospital Jackson Memorial de Miami, Estados Unidos: llevaba un mensaje tatuado en el pecho que pedía que no le reanimaran.

El hombre de 70 años de edad llegó al centro hospitalario con un elevado nivel de alcohol en la sangre y su historia clínica indicaba que tenía enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cardiopatía por fibrilación auricular y diabetes.

  • ESTO TE PUEDE INTERESAR:

Horas después de su ingreso, su tensión arterial se desplomó y desarrolló acidosis metabólica, lo que indicaba que su cuerpo ya no era capaz de regular el pH de la sangre, por lo que en estado crítico fue llevado a la unidad de cuidados intensivos.

Ante la imposibilidad de los galenos de hacerle recuperar un nivel de conciencia suficiente para hablar con él, trabajadores sociales del hospital intentaron en vano localizar a familiares o amigos del paciente, situación que se filtró a un medio de comunicación en donde el periodista Gregory Holt también intentó buscar a la familia.

No conseguimos encontrar a ningún familiar ni a ninguna persona allegada; no teníamos modo de saber cuánto tiempo hacía que se había hecho el tatuaje
Gregory Holt
, periodista que contó la historia del paciente.

Holt aclaró que: "Observando el tatuaje, se veía claramente que no era reciente", y al ser antiguo, era posible que el hombre hubiese cambiado de opinión desde que se lo había hecho. Pero si había llegado hasta el extremo de tatuarse "No reanimar" en el pecho, con la palabra no subrayada, y con su firma debajo, expresaba claramente un deseo de no ser resucitado.

  • POR SI NO LO VISTE:

Inicialmente, los médicos decidieron ignorar el tatuaje y le administraron fluidos intravenosos y fármacos para elevar la tensión y le aplicaron respiración asistida, pero al reflexionar sobre el caso, un comité ético del hospital recomendó seguir la indicación de la marca al considerar que reflejaba una aspiración genuina del paciente, por lo que el hombre murió sin haber recuperado la conciencia.

  • MIRA TAMBIÉN:

*Con información de Infobae

02 de diciembre de 2017, 18:12

cerrar