Te presentamos a PoeTryMe, el primer poeta artificial

Hoy 21 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Poesía.

Hoy 21 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Poesía.

Celebrando el Día Mundial de la Poesía, sale a luz el "poeta artificial", PoeTryMe, un programa informático que genera en menos de un minuto poemas en portugués y que, según su creador, sirve para "inspirar, leer y experimentar".

La idea del investigador de la Universidad de Coimbra, Hugo Gonçalo Oliveira, surgió en 2007 mientras componía canciones para su banda de música.

Inspirado en otros modelos informáticos de generación de lenguaje poético, Oliveira diseñó un "software" basado en una red de palabras y patrones de versos originales que combinan palabras fijas con otras variables.

Lo pensé no solo para divertirme, sino como un desafío a mí mismo y a la máquina
Hugo Gonçalo Oliveira
, investigador de la Universidad de Coimbra

El programa relaciona significados y consigue crear poemas "personalizados", con carga positiva o negativa, diferentes números de sílabas y versos, o el tipo de rimas, entre otras variables.

Los resultados son frases con sentido y los errores son excepciones, pero la evaluación artística es, a su parecer, "subjetiva".

"En teoría, individualmente, cada verso tiene sentido. En conjunto, a veces es difícil de evaluar. Hay quienes a veces lo consiguen interpretar o no", señala.

En una encuesta informal a lectores, a la mayoría le agradó los versos de esta poesía artificial y aunque nunca mostró los poemas a un poeta, un profesor de literatura lo evaluó sin críticas.

"Dijo que ni bien ni mal. Lo curioso es que consiguió detectar que un verso venía de otro de un poema original", explicó.

El creador descarta que los programas informáticos vayan a sustituir a los poetas, pero destacó el potencial de la inteligencia artificial.

"El objetivo es simular la forma de pensar del ser humano en una máquina. Sin poetas humanos, no habría poetas artificiales", comenta.

El proyecto se adaptó el pasado enero al castellano con una colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, donde el profesor Pablo Gervás es pionero en este tipo de sistemas.

La investigación se enmarca en el ámbito del proyecto europeo PROSECCO, que promueve la creatividad en los sistemas de computación. 

 

21 de marzo de 2014, 09:03

cerrar