¿Te vas a casar? Maximiza el gozo y reduce los gastos

No empieces tu matrimonio con deudas por pagar una fiesta. (Foto: Servicios)

No empieces tu matrimonio con deudas por pagar una fiesta. (Foto: Servicios)

Si ya dijiste que sí quieres casarte con tu pareja, probablemente estás en el estrés de los preparativos de boda. Es una etapa tan única y especial como cuando viste a esta persona por primera vez y comenzaron a hablar.

Aquí cinco consejos para maximizar el gozo de esta celebración y reducir los conflictos de la planificación. 

1. Lleguen a un acuerdo con los suegros

Muchos padres de familia desean una gran celebración para sus hijos, sin embargo tienden a olvidarse que los hijos están en una etapa de sus vidas donde rara vez tienen mucha plata para financiar un evento de un día que cuesta decenas de miles de quetzales.

Por ello, pregunta: ¿Qué expectativas hay? ¿Quién las va a pagar? ¿Qué libertades de elección tendrá la pareja?

Si alguno de los padres de familia va a costear la boda por completo, o se hará cargo de gran parte de los gastos, debe dejarlo claro, ya que de lo contrario va a haber mucha ambigüedad en los límites financieros de la celebración.  

Si en caso ningún padre puede o quiere ayudar, los novios deben establecer que no podrán satisfacer los deseos de todos. 

2. Hagan un presupuesto y que sea un precedente

Si bien se supone que este es "el día más feliz de tu vida", a los vendedores y acreedores no les importa qué día es y tú no estás exento de presupuestar lo que van a gastar en la boda. 

Recuerda que lo que hagan o no hagan en los preparativos de boda usualmente va a suceder o no suceder cuando comiencen una vida juntos. 

Siempre va a haber una razón por la cual no es momento de presupuestar gastos. Por ejemplo: estamos muy apretados, tenemos gastos de mudanza, hijos, etc. Acostúmbrense ahora a planificar sus finanzas.

3. El anillo puede ser sencillo 

Financiar una joya posiciona tu relación en desventaja porque de entrada comienzan con un pasivo que no agrega valor al patrimonio de ambos sino que más bien causa ansiedad cada fin de mes. 

Si en verdad es tu pareja, el tamaño, peso y brillo de la sortija tiene que ser irrelevante ante el compromiso de amor. La joya debe ser consistente con tu capacidad económica. 

4. No hagan todo al mismo tiempo

El primer año de matrimonio es un período de acoplamiento, pleitos y aprendizaje. Si le añades la sutil presión de tener la mejor boda, el mejor carro, la mejor casa, los mejores muebles y las mejores salidas, pones en jaque el gozo de estar con tu pareja. 

Habla con tus padres para saber cómo lo hicieron ellos y verás que comenzar poco a poco es factible y sabio. 

5. Cuidado con Pinterest e Instagram

Las redes son una fuente de ideas pero lamentablemente muchas veces también dan cabida a la frustración y la falta de contentamiento porque comparas tu posición económica con contextos que desconoces. 

Disfruta las ideas pero no dejes que la foto de la boda perfecta que alguien publicó le reste valor e ilusión a la boda que tú y tu pareja pueden pagar. 

Más de Daniel Herbruger:

23 de enero de 2018, 16:01

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502
cerrar