Garbiñe Muguruza vence a Serena Williams en la final de Roland Garros

La española de origen venezolano Garbiñe Muguruza ganó por primera vez Roland Garros este sábado al batir en la final a la número uno mundial, la estadounidense Serena Williams, en un espectacular duelo en la Philippe Chatrier, en el que se impuso por 7-5 y 6-4 en una hora y 43 minutos.

Con su triunfo, Muguruza, que partía como cuarta favorita, se convirtió en la segunda española en conquistar el Grand Slam francés, tomando el testigo de Arantxa Sánchez Vicario, ganadora en 1989, 1994 y 1998.

"Ha sido la final perfecta. Este es el torneo de España y una victoria aquí es lo máximo", dijo nada más finalizar.

En un duelo generacional, Williams, de 34 años, perdió la oportunidad de igualar los 22 torneos de Grand Slam de la alemana Steffi Graf, mientras que Muguruza, de 22, ingresa en la ilustre lista de ganadoras de un grande.

Si hace un año en la final de Wimbledon la caraqueña pagó ante Serena el peaje de su primera comparecencia en un partido por el título, esta vez demostró que tiene el punto de madurez para ser la heredera de la reina del circuito en la última década.

Lejos de tácticas o de largos intercambios para preparar los puntos, el partido tuvo una dirección única: dos pegadoras en un tiroteo en busca de inmediata recompensa.

Superadas las desconexiones de los últimos días, Serena empezó el partido dispuesta a impresionar a su rival a fuerza de pelotazos.

Volaban los servicios y los golpes ganadores mientras Muguruza cumplía lo prometido aguantando el chaparrón con una ración de lo mismo.

Tras haber superado con un sobresaliente su bautizo en una final en la Chatrier (2-2) Muguruza comenzó a soltar la ansiedad y se apuntó la primera rotura del partido, tras una doble falta de Serena.