Tensión en Peronia: "patrulleros" querían linchar a presunto asaltante

UN hombre iba a ser linchado por los pobladores de Ciudad Peronia. (Foto: Archivo)

UN hombre iba a ser linchado por los pobladores de Ciudad Peronia. (Foto: Archivo)

Un joven de 19 años caminaba por las calles de Ciudad Peronia, en la Zona 8 de Villa Nueva. El hombre fue objeto de una revisión de rutina de la Policía Nacional Civil (PNC) como parte de las tareas de prevención que se realizan en el área desde que los Comités de Vecinos amenazaran con linchar a cualquier persona sospechosa.

Luego de la revisión, los agentes no encontraron ningún arma u objeto al joven. Además, se hizo una rápida revisión de sus antecedentes y se comprobó que "estaba limpio", dijo Jorge Aguilar, vocero de la PNC.

Sin embargo, un grupo de personas que observaban la escena, comenzaron a acusar al joven de pertenecer a la pandilla Barrio 18 y que era un extorsionista.

  • ASÍ AMENAZARON: 

Los ánimos empezaron a caldearse. Se reunió aún más gente y la multitud exigió a la Policía que le entregaron al joven para lincharlo. 

Ninguno de los "patrulleros" presentó pruebas ni se ofreció a colocar una denuncia en contra del presunto extorsionista. Ante tal situación, los policías decidieron llevar al supuesto pandillero ante el juzgado de Villa Nueva con el único fin de preservar su integridad física.

Fue llevado al Juzgado de Villa Nueva para que sea el juez el que decida si es capturado o dejado en libertad ante las acusaciones de la comunidad.
Jorge Aguilar
, Vocero de la PNC

La situación en Ciudad Peronia es sumamente tensa luego de que un grupo de vecinos impusiera a toda la comunidad algunas medidas para resguardar la seguridad e identificar a extorsionistas. Amenazaron con linchar a cualquier persona que no obedeciera las indicaciones de los Comités de Vecinos.

Ante tal situación, la PNC ha sostenido diálogos con los líderes comunitarios para evitar dichas medidas y también ha reforzado la presencia policial en toda la zona.

21 de enero de 2017, 17:01

cerrar