Una aficionada se acerca a Messi y provoca tensión entre la seguridad

Una mexicana residente en Chicago se abalanzó sobre el crack de la selección argentina Lionel Messi, en la entrada del hotel donde se hospeda en la Copa América Centenario, por lo que la policía tuvo que intervenir para expulsarla del lugar aunque alcanzó a tocar a su ídolo.
 
Norma Briseño, una emigrante mexicana originaria de Guadalajara, rompió el cordón de seguridad montado en la entrada del hotel Hyatt Park, en el centro de Chicago, para solicitarle a Leo Messi un autógrafo para su hijo.
 
 
 
Cuando Messi salió del autobús de Argentina en dirección al acceso al hotel, la mexicana burló la seguridad y abordó al astro, tomándole el brazo derecho, pero la policía intervino de inmediato sujetándola entre varios elementos y golpeando al futbolista
 
 
"Me dio mucho miedo porque me estaban agarrando con mucha fuerza y amenazando (la Policía). Ver a Messi es muy difícil y si no arriesgas algo, no lo consigues. Era una oportunidad entre un millón", dijo entre lágrimas la ciudadana mexicana, que no logró la firma que buscaba para su hijo Karlo.
 
 
Norma, de 40 años, podía haber sido detenida según la ley estadounidense, algo que no sucedió y posteriormente los periodistas le preguntaron cómo se sentía por haber tocado a Messi.
 
 
* Con datos de Infobae y Univisión
 

08 de junio de 2016, 21:06

cerrar