La epidemia de los bromistas: 9 de cada 10 llamadas al 110 son falsas

Los operadores del 110 están capacitados para determinar si la llamada es real o broma. (Foto: Archivo/Soy502)

Los operadores del 110 están capacitados para determinar si la llamada es real o broma. (Foto: Archivo/Soy502)

La Policía Nacional Civil (PNC) tiene habilitado el número 110 al cual se puede llamar de forma gratuita para denunciar, pedir ayuda o recibir algún servicio de las fuerzas del orden público. Diariamente miles de personas utilizan el 110, aunque la gran mayoría no lo hace con el propósito de reportar una emergencia.

“Nueve de cada diez llamadas que recibe el 110 de la policía son para molestar”, cuenta Jorge Aguilar, portavoz de la PNC. Diariamente se contestan 30 mil llamadas, de las cuales alrededor de 27 mil son una pérdida de tiempo para los receptores. 

  • MIRA AHORA: 

Durante la época de fin de año se incrementa el número de bromistas telefónicos. “Cada vez que alguien llama para molestar, le está quitando la oportunidad a otras personas con una verdadera emergencia por ser atendida”, se queja Aguilar.

Pero, entonces ¿qué tipo de llamadas atiende la policía?

Las llamadas de broma, contrario a lo que se podría creer, no son realizadas exclusivamente por niños. Hay adultos que se toman el tiempo para marcar el 110 y decir un mal chiste

Incluso, están los hombres que llaman para coquetear con las operadoras. Según cuentan los mismos agentes, algunos van más allá y preguntan por el color de ropa interior o “cosas más subidas de tono”. 

También podemos encontrar a los que llaman para obtener direcciones o recibir indicaciones. Algunos incluso llaman para pedir una pizza o comida rápida

Al otro extremo están los adultos mayores que llaman para platicar con alguien. A veces toma tiempo, pero entre la charla de vez en cuando descubren que son víctimas de malos tratos o abuso. Eso sí es un delito del cual se puede hacer cargo la policía

Quizás el peor tipo de llamada que pueden recibir en el call center de la policía son esas que reportan hechos falsos o que dan direcciones inexistentes para cubrir emergencias. “Son un desperdicio de tiempo y recursos para la policía”, afirma Aguilar.

28 de diciembre de 2016, 07:12

cerrar