¿Qué trae este nuevo año para Las Rositas?

Las siamesas estaban unidas por la pelvis y compartían algunos órganos. (Foto Archivo/Soy502)

Las siamesas estaban unidas por la pelvis y compartían algunos órganos. (Foto Archivo/Soy502)

Las siamesas Ana Rosa y Aída Rosalina Castro, quienes en septiembre fueron el centro de la atención de los guatemaltecos al ser separadas por un equipo de médicos en el hospital Roosevelt, continúan con una evolución positiva tras la intervención quirúrgica.

De acuerdo al personal del centro asistencial, han ganado peso, han mostrado buena recuperación de sus heridas y cada vez son más independientes, en pequeños detalles, como comer solas. 

Las pequeñas ya han recuperado peso tras la operación. (Foto Archivo/Soy502)
Las pequeñas ya han recuperado peso tras la operación. (Foto Archivo/Soy502)

En los primeros meses de 2016, las pequeñas, conocidas como “Las Rositas”, continuarán con el proceso de rehabilitación de la operación. Asimismo, han empezado la terapia física para fortalecer sus músculos y aprender a desplazarse y sostenerse, sin tener a su hermana al lado.

Los médicos ya trabajan en el diseño de un corsé, para corregir la escoliosis (desviación de la columna vertebral) causada por la postura que mantenían al estar unidas.

(Gráfica fisiolution)
(Gráfica fisiolution)

Aunque Ana Rosa y Aída Rosalina, quienes tras empezar su terapia de lenguaje ya logran identificar los colores, deben enfrentar más intervenciones para concluir el proceso de separación, a decir del departamento de Comunicación estas no se han contemplado en al menos el primer semestre del año. 

Permanecen en el hospital

Tras conocer de la operación, los padres de las siamesas nacidas en Quiché en febrero de 2013, se presentaron al hospital con el propósito de verlas y han efectuado visitas constantes. Sin embargo, aún no se ha determinado que regresen con ellos ya que se deben evaluar varios aspectos antes de tomar la decisión.

Los padres de Las Rositas las visitan a menudo. (Foto Archivo/Soy502)
Los padres de Las Rositas las visitan a menudo. (Foto Archivo/Soy502)

La decisión de qué es lo más conveniente para la salud de las pequeñas, estará a cargo de la Procuraduría General de la Niñez, que debe establecer al concluir el proceso de reconstrucción, si lo mejor es que regresen a la casa de sus padres o que sean trasladadas a un centro especializado.

De momento, las personas que deseen colaborar con las pequeñas pueden acudir al hospital con leche y artículos para ayudar a su sostenimiento. 

 

07 de enero de 2016, 12:01

cerrar