La trágica historia de dos niños que jugaban en la orilla del río

Todo transcurría con normalidad la tarde del pasado martes en la vivienda de Paula Herrera, como otros días sus sobrinos de 6 y 9 años habían llegado a visitarla.

Sin embargo, en esa ocasión, los niños Byron Eduardo Herrera Gerónimo de 6 años y Guilberto Alexander Gregorio Herrera de 9, que vivían a tan solo cuatro cuadras de la casa de la tía, se marcharon sin decir adiós. 

  • LEE AQUÍ: 

Aparentemente volvieron a su residencia, donde estaban a cargo de una señora contratada por la mamá de los menores, para su cuidado. Poco después, los niños habrían salido nuevamente de la casa para jugar a la orilla de un río, que pasa cerca de la vivienda. 

La niñera de los pequeños afirmó que ella se encontraba tendiendo ropa y que cuando ingresó de nuevo a la vivienda, los niños ya no estaban. La madre de los desaparecidos volvió del trabajo a la casa a eso de las 17 horas y se percató de que los pequeños no estaban e inició la búsqueda. 

Primeras versiones

De acuerdo con las versiones de los vecinos del lugar, los niños fueron vistos por última vez jugando en el río que pasa cerca de la colonia Eterna Primavera, en la zona 4 de Villa Nueva. Según la tía de los menores, ese día había llovido fuerte. 

Herrera relató que en un principio pensaban que los niños podían haber sido robados, pero que no tenían la certeza de lo que podría haber ocurrido con los menores. 

La denuncia

Según la tía de los desaparecidos, ella realizó varias llamadas al 110 para denunciar lo ocurrido ante la Policía Nacional Civil (PNC), sin embargo, asegura que luego de explicar los hechos vía telefónica, las autoridades le colgaban las llamadas. 

A tempranas horas del día siguiente (miércoles) la madre de los menores realizó la denuncia formal ante las autoridades y se emitió la alerta Alba Keneth para iniciar con la búsqueda. 

Procedimiento de Denuncia

El portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), Jorge Aguilar dijo que desconocía si sus compañeros del call center habrían colgado las llamadas a la tía de los desaparecidos ya que no se tiene informe de lo que aseguró Herrera y pero explicó que el procedimiento para que se tome una denuncia es visitar una sede policial. 

La Ley del Sistema Alba Keneth en su artículo 4, establece que "Todas las instituciones públicas tienen la obligación de realizar en forma inmediata y urgente las acciones que le sean requeridas en el marco de esta ley". En esta ocasión, no ocurrió así. 

  • ADEMÁS: 

A partir de la denuncia, socorristas y autoridades comenzaron a tratar de localizar a los menores, pero no tuvieron resultados hasta el viernes, casi 72 horas después de la desaparición, cuando los Bomberos Voluntarios localizaron el cadáver de un menor que flotaba en las aguas del lago de Amatitlán, en jurisdicción de Villa Canales y que podría ser uno de los hermanitos desaparecidos.

Hasta el momento, los cuerpos de socorro continúan en la búsqueda del otro menor que habría sido arrastrado por la corriente del río de aguas negras que pasa por el lugar. 

02 de octubre de 2016, 16:10

cerrar