Trasladarán a Guayo Cano por “infección severa”

Eduardo Villatoro alias Guayo Cano, fue capturado el 4 de octubre de 2013. 

Eduardo Villatoro alias Guayo Cano, fue capturado el 4 de octubre de 2013. 

El supuesto narcotraficante Eduardo Villatoro Cano alias Guayo Cano, será trasladado de la cárcel Fraijanes 1 a un hospital que no se ha determinado informó su abogado, Eddy Herrera.

El litigante hizo pública la resolución del Juez de Mayor Riesgo B, que le notifico la decisión luego que solicitará el traslado por “cuestiones de salud”.

Según Herrera, su cliente sufre de una “infección severa” a causa de un mal tratamiento post cirugía.

Guayo Cano, fue capturado el 4 de octubre de 2013, en Tuxtla Gutiérrez, México.

En aquella oportunidad el ministro de Gobernación, Mauricio López, informó que el presunto narcotraficante se había sometido a una cirugía estética para cambiar su apariencia física.

Se dijo que el arresto ocurrió al salir de una clínica donde era tratado por la intervención.

Antes de ser ingresado a Fraijanes 1, Villatoro Cano, permaneció recibiendo atención médica en el hospital de la PNC, sin embargo López Bonilla, pidió el cambio de centro asistencial.

En aquel el funcionario mostró su rechazo diciendo que le parecía contradictorio que “un asesino de policías sea trasladado a un hospital de policías, para ser cuidad por policías”.

Guayo Cano permaneció durante varios días de octubre internando en el hospital de la PNC donde la vigilancia se reforzó por temor a una fuga.
Guayo Cano permaneció durante varios días de octubre internando en el hospital de la PNC donde la vigilancia se reforzó por temor a una fuga.

Cabecilla de narcos

Según la investigación del Ministerio Público (MP) Villatoro Cano es cabecilla de una estructura criminal a la que se responsabiliza de la masacre a agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) en Salcajá, Quetzaltenango.

La fiscalía también le atribuye al menos 30 muertes violentas en la región donde se supone operaba el grupo delictivo.

Escuchas lo delatan

El MP presentó ante el Juez de Mayor Riesgo, una serie de interceptaciones telefónicas, que según los investigadores comprueba que Guayo Cano, ordenó las ejecuciones como venganza por un presumible robo de US$70 mil.

La matanza cobró la vida de 9 policías el 13 de junio del año pasado, entre ellos el del subinspector César Augusto García, quien habría participado en el robo del dinero al grupo de Villatoro Cano.

 


La camisa del subinspector fue encontrada en el río Valparaíso,  aldea Camojá, La Democracia, Huehuetenango.
La camisa del subinspector fue encontrada en el río Valparaíso, aldea Camojá, La Democracia, Huehuetenango.

21 de enero de 2014, 10:01

cerrar