Un debut para el olvido: Trinidad y Tobago no tuvo piedad de Guatemala

La selección guatemalteca de futbol inició de manera catastrófica la Copa Oro 2015, al ser goleada 3-1 por Trinidad y Tobago en el Soldier Field de Chicago.

En un primer tiempo para el olvido, los dirigidos por Iván Franco Sopegno, dieron tantas libertades a un inspirado cuadro caribeño, que desnudó las falencias del cuadro nacional.

Sheldon Bateau abrió el marcador a los 11 minutos, en la primera llegada clara de los trinitenses.

Cuando apenas comenzaban a asimilar estar abajo en el marcador, un error en defensiva acabó en la anotación de Codell Cato, quien al minuto 14 y en soledad, eludió a Jerez para el 2-0 que caló profundo en los guatemaltecos que alentaron a la selección en Chicago.

Y por si fuera poco, una nueva desatención nacional permitió que al minuto 26 Joevin Jones marcara el 3-0 que ya sepultaba las esperanzas de una reacción en la Bicolor.

Los primeros 45 minutos de pesadilla terminaron sin una sola llegada de peligro a la portería trinitaria.

En el segundo tiempo, la Bicolor mejoró, pero el esfuerzo no alcanzó para superar el derroche físico de los caribeños, que supieron manejar la presión guatemalteca.

Carlos Ruiz, al 62, consiguió el descuento y de paso rompió el récrod de máximo goleador histórico de Centroamérica al marcar su gol 58 con la Selección.

Pese a un par de ocasiones, el marcador no cambió y Guatemala debuta con derrota . Ahora debe pensar en enfrentar a México, el próximo domingo en Arizona.

 

 

09 de julio de 2015, 18:07

cerrar