Tú: el mejor amigo de...tí. (Esta no es una reflexión "selfie")

La confianza propia se construye desde la niñez. Por eso hay que ver hacia atrás con filosofía, sin sobredimensionar los infortunios. (Foto: Gerant05.wordpress.com/The Coaching Alliance).

La confianza propia se construye desde la niñez. Por eso hay que ver hacia atrás con filosofía, sin sobredimensionar los infortunios. (Foto: Gerant05.wordpress.com/The Coaching Alliance).

No, esto no es una burla ni la búsqueda de un meme de la entrevista “selfie” que se volvió trending hace algunos días. La confianza propia hará llegar lejos a tu idea, tu emprendimiento y todo lo que te rodee.

Hace un par de años me encontré en una clase de liderazgo que comprobaba una teoría muy importante acerca de la confianza propia, solamente que en el ejercicio se abordaba cómo un líder puede comunicar esa confianza a su equipo. El catedrático del curso hizo que tres estudiantes ingresaran en momentos diferentes al salón con los ojos vendados para armar una pirámide con trozos de madera, solamente guiado por las instrucciones de su “jefe” ante su imposibilidad de ver sus avances. Al primero le daba pocas instrucciones, solamente dejó que el estudiante mismo hiciera su esfuerzo sin tener prácticamente palabra alguna acerca de su desempeño. Al segundo le gritó, repitiéndole todo lo que estaba haciendo mal y que no lograría armar la pirámide. Con el tercero el comportamiento fue totalmente diferente, le explicó hacia dónde orientar los trozos de madera y le animaba a seguir porque ya quedaban pocos de ellos. El resultado del ejercicio fue bastante obvio: solamente el tercer estudiante logró alcanzar la meta de armar la pirámide de trozos de madera.

El temor y el éxito no se llevan
Devadit Barahona
, emprendedor

Sin duda, es una analogía muy completa para conocer el efecto que tiene la confianza propia en los resultados obtenidos. Dicha confianza puede ser inspirada por uno mismo o por el líder al cual de forma obligatoria u opcional admiramos. Pero al final la decisión de tomar los halagos y las críticas por parte de un superior es nuestra. La confianza en nosotros mismos la venimos formando desde la niñez y en definitiva es algo en lo que tienen efecto nuestros padres.

Es muy poco probable que veamos a una persona exitosa y temerosa al mismo tiempo. Esas dos características no se llevan entre sí. Por eso es importante ver hacia atrás y tomar las cosas buenas y malas con filosofía, nunca dejando que las malas afecten nuestra confianza propia y determinen nuestro futuro de forma que no podamos actuar de forma certera.

Tus ideas, emprendimientos, empresas, proyectos o como les quieras llamar se verán beneficiados por tu confianza. Al final el amigo o enemigo de todo eso serás , encontrándote “Nos” en el camino y gente que quiera afectar ese elemento en ti. Sin el afán de ser “selfie”, tú serás por lo tanto el mejor amigo… tuyo. 

16 de enero de 2014, 20:01

cerrar