¿Por qué Uber ya no funcionará en Londres?

La aplicación lleva operando en la ciudad desde los Juegos Olímpicos de 2012. (Foto: AFP)

La aplicación lleva operando en la ciudad desde los Juegos Olímpicos de 2012. (Foto: AFP)

La compañía Uber perderá su licencia de explotación en Londres, según anunció el viernes la Autoridad de Transportes de Londres(TfL). Sin embargo, el gigante estadounidense de vehículos con conductor reaccionó inmediatamente, afirmando que recurrirá la decisión. 

"TfL concluye que Uber Londres no es apta para poseer una licencia de explotación de chóferes privados", explicó la autoridad en un comunicado, tras haber estudiado la posibilidad de renovar esa licencia, que expira el 30 de septiembre.

  • TAMBIÉN PUEDES LEER:

Para explicar su decisión, la autoridad destacó que "el enfoque y la gestión de Uber han demostrado una falta de responsabilidad respecto a varios problemas, con consecuencias potenciales en la protección y seguridad del público". 

TfL también acusa a Uber de no reaccionar suficientemente ante las denuncias de delitos de los que sus conductores serían testigos y de su incapacidad a la hora de comprobar los antecedentes penales de sus chóferes. 

La autoridad culpa asimismo a Uber de utilizar un programa para que las autoridades no detecten a los conductores cuando estos trabajan en zonas donde no tienen derecho a operar. 

La reacción

"Los 3.5 millones de londinenses que utilizan nuestra aplicación y los más de 40 mil conductores autorizados que dependen de Uber para vivir se quedarán atónitos ante esta decisión", denunció el jefe de la compañía en Londres, Tom Elvidge, en un mordaz comunicado. 

"Al querer prohibir nuestra aplicación en la capital, Transport for London y el alcalde han cedido a los llamados de un pequeño número de personas que quieren limitar la elección de los clientes", denunció el director londinense del gigante estadounidense, que tiene sede en San Francisco.

"Si esta decisión se mantiene, más de 40 mil conductores estarán en el paro y los londinenses se verán privados de un medio de transporte práctico y adorable", agregó.

La historia

Londres fue la ciudad número 11 de expansión de la aplicación en 2012 aprovechando la celebración de los Juegos Olímpicos. La aplicación venía a competir con los típicos taxis negros londinenses (conocidos como cabs), los autobuses rojos y el metro.

En seguida, la aplicación empezó a encontrar cierta resistencia por la desprotección de los trabajadores. En octubre de 2016 un tribunal le ordenó a la compañía a pagar el salario mínimo a sus conductores y garantizarles los derechos mínimos por considerarlo trabajadores en relación de dependencia.

No obstante, en marzo, Uber apeló la resolución y la audiencia se fijó para la próxima semana.

*Con información de AFP y La Nación.

23 de septiembre de 2017, 12:09

cerrar