UE apoyará con €900 millones para la integración de Centroamericana

Los presidentes de Panamá, Ricardo Martinelli (i) y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (c), participaron en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA en un complejo turístico en la localidad de Farallón (Panamá).  (Foto: EFE)

Los presidentes de Panamá, Ricardo Martinelli (i) y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso (c), participaron en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del SICA en un complejo turístico en la localidad de Farallón (Panamá).  (Foto: EFE)

El presidente de la Comisión Europea (CE) José Manuel Durao Barroso, anunció el sábado un aporte de €900 millones (un poco más de Q 9 mil millones) por los próximos seis años para apoyar el programa de desarrollo de Centroamérica.

Durao Barroso, quien participa en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), señaló a periodistas que de los €900 millones, un total de €120 millones (Q1200 millones) serán para la cooperación regional y el resto para la cooperación bilateral.

"Esta es una manifestación muy concreta de nuestra solidaridad con esta región", precisó el presidente de la CE, al tiempo que detalló que la cooperación se distribuirá principalmente en las áreas de integración económica, seguridad y cambio climático.

Durao Barroso dijo que el "reto común" entre las dos regiones será diseñar los programas que aumenten el impacto visible de los efectos de la integración regional.

Recordó que la Unión Europea (UE) apoya a Centroamérica desde los años 80 del siglo pasado, pasando por los procesos de paz que se suscribieron en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, por lo que en estos momentos "les preocupa" la situación de seguridad que vive la región.

"Somos conscientes que suponen obstáculos para el desarrollo y la cohesión social y puede llegar a suponer una amenaza para la estabilidad", acotó.

Expresó que la región también enfrenta el desafío del cambio climático por su vulnerabilidad, por ello apoyarán las iniciativas regionales en ese tema.

Durante su intervención, Durao Barroso enumeró los avances que se han registrado entre ambas regiones durante 2013, entre los que resaltó el pilar comercial del Acuerdo de Asociación (ADA), que ya entró en vigor en las dos regiones.

En esa línea señaló como "histórico" el ADA debido a que no solo es entre dos regiones, sino que abarca "todos los aspectos de la relación existente entre ambas", desde el diálogo político hasta la creación de una zona de libre intercambio.

Mencionó que el elemento esencial del pilar comercial es su "dimensión regional, tanto intrarregional como interregional, que también favorecerá la integración de Centroamérica.

Por su parte, el presidente panameño, Ricardo Martinelli, como presidente Pro Témpore del SICA, dijo que la región busca desarrollar un "fructífero" diálogo político y fortalecer la relación con la Unión Europea.

Martinelli también mostró complacencia por la incorporación de la UE como miembro observador extrarregional del SICA, lo que significa un "salto cualitativo" en el relanzamiento interregional de Centroamérica.

"En este momento debemos marcar el inicio de una nueva plataforma de trabajo birregional, cimentada sobre la base de una agenda amplia, variada e integral", añadió.

Recalcó que es el momento para "redimensionar" el posicionamiento estratégico regional y definir los alcances y la dinámica del proceso de integración, que sean compatibles con las estrategias nacionales de desarrollo de cada uno de los miembros del SICA.

900
millones
de euros aportará la Unión Europea para la integración Centroamericana durante los próximos 6 años.

Dijo que para lograr una verdadera integración se impone la "necesidad de articular sinergias", que permitan aprovechar la complementariedad de cada uno.

Martinelli precisó que el ADA es un mensaje de que los países centroamericanos son "socios confiables" para emprender y concluir una negociación de libre comercio.

Exhortó a Durao Barroso a que aproveche la oportunidad para renovar el compromiso de la UE con la estrategia de seguridad de Centroamérica, instrumento al que calificó de "básico" para la región porque permitirá combatir eficazmente los niveles de inseguridad que obstaculizan el desarrollo humano y social de la región.

En la cumbre de Panamá están presentes hasta el momento los presidentes de la República Dominicana, Danilo Medina, y de Guatemala, Otto Pérez, así como los vicepresidentes de Honduras, María Antonieta de Bogran, y de Costa Rica, Alfio Piva.

La jornada del sábado culminó con la firma de los acuerdos de adhesión de la Unión Europea como observador extrarregional del SICA y del apoyo económico de la UE a América Central.

Para el domingo está prevista una sesión privada entre los presidentes presentes y luego se efectuará la plenaria de la cumbre, donde Panamá entregará la presidencia Pro Témpore del SICA a la República Dominicana.

14 de diciembre de 2013, 11:12

cerrar