Un cerezo mutante impacta a la ciencia tras una odisea espacial

El ejemplar que surgió de semillas que fueron enviadas al espacio, presenta cambios sorprendentes. (Foto: National Geographic)

El ejemplar que surgió de semillas que fueron enviadas al espacio, presenta cambios sorprendentes. (Foto: National Geographic)

Tras pasar ocho meses en la Estación Espacial Internacional (ISS), unas semillas de flor de cerezo antiguas fueron sembradas en Japón y el ejemplar que brotó ha dejado a los científicos con la boca abierta.

El árbol producto de este experimento, llamado "Proyecto Cerezo del espacio", crece a una velocidad sorprendente al florecer seis años antes de lo esperado, según su ciclo de desarrollo normal. En cuatro años ya alcanza los cuatro metros de altura.

Además, sus flores tienen solo cinco pétalos cada una, cuando lo normal es que esta especie tenga 30. 

Este ejemplar se encuentra resguardado por monjes budistas en el templo Ganjoji, en la prefectura de Gifu.

Expertos como Kaori Tomita-Yokotani, de la Universidad de Tsukuba, creen que en el tiempo que los huesos pasaron bajo los rayos cósmicos, mutó algún gen que es lo que provocó el fenómeno, pero ello todavía no se ha confirmado científicamente. 

Con información de Nacional Geographic.

20 de abril de 2014, 09:04

cerrar