Un clásico de talla mundial: la final de la Copa del Rey

El clásico español tendrá jugadores de 8 distintas selecciones mundialistas. (Foto: AFP)

El clásico español tendrá jugadores de 8 distintas selecciones mundialistas. (Foto: AFP)

La final de la Copa del Rey será un Clásico de Mundial, con protagonismo de jugadores de ocho selecciones que estarán en la gran cita futbolística de Brasil, con ocho de once titulares del Real Madrid -nueve si se recupera Cristiano Ronaldo- y nueve del Barcelona -diez si lo hace Piqué-.

España, Argentina, Portugal, Brasil, Croacia, Francia, Chile y Camerún estarán representadas en la final de Copa de Mestalla. Todos sus seleccionadores deseando que acabe la temporada sin más contratiempos con unas lesiones que ya comienzan a quitar figuras de la cita mundialista. Y uno especialmente preocupado. Es Vicente del Bosque, seleccionador español, al que cada Clásico prácticamente le cuesta un disgusto.

El último liguero dejó cuentas pendientes de los internacionales españoles madridistas con Sergio Busquets. La jugada en la que pisó la cabeza a Pepe acabó en un "tirón de orejas" cariñoso de Iker Casillas y un cruce de declaraciones menos cariñoso de Xabi Alonso y Xavi Hernández.

No podemos dudar de Messi. Es el mejor de la historia con todo lo que nos ha dado y nos dará
Carles Puyol
, jugador del Barcelona
Hasta ocho representantes de la Roja estarán en el campo de inicio. Y podrían ser más si no llega a producirse la lesión grave de rodilla de Víctor Valdés, el percance de Gerard Piqué con la fisura en la cadera o la lesión de rodilla de Álvaro Arbeloa.

Tras España, Argentina será la selección más representada con Ángel Di María, Javier Mascherano y Lionel Messi. Y Brasil con Neymar, Dani Álves, Adriano y añorando la presencia de Marcelo que no llega a tiempo tras su lesión muscular. Le sigue Portugal con Pepe y Fabio Coentrao, a la espera de la posibilidad del regreso de Cristiano Ronaldo.

Francia con Karim Benzema y Rapahel Varane. Croacia con Luka Modric, Chile con Alexis Sánchez y Camerún con Alex Song. Todos estarán el próximo verano en la aventura más grande que puede vivir un futbolista profesional, jugar un Mundial.

Serían nueve los países mundialistas representados si Sami Khedira pudiese jugar pero el centrocampista alemán lo verá desde la grada tras seis meses de baja por una grave lesión de rodilla, nada más regresar a la dinámica de grupo en los entrenamientos.

14 de abril de 2014, 16:04

cerrar