Un corazón artificial puede ayudar a quienes esperan un transplante

"Estamos muy contentos de ver lo bien que le fue a muchos de estos pacientes", dijo el autor principal del estudio, Swaminatha Gurudevan, cardiólogo del Instituto del Corazón Cedars-Sinai, donde se realizó la investigación de 2012 a 2013. (Foto: Google)

"Estamos muy contentos de ver lo bien que le fue a muchos de estos pacientes", dijo el autor principal del estudio, Swaminatha Gurudevan, cardiólogo del Instituto del Corazón Cedars-Sinai, donde se realizó la investigación de 2012 a 2013. (Foto: Google)

Un corazón artificial puede ayudar a los pacientes a sobrevivir mientras esperan un trasplante de corazón. Sin embargo, los dispositivos para estos casos pueden seguir siendo riesgosos, pese a que han transcurrido 10 años que fueran aprobados, señala un estudio divulgado este jueves en Estados Unidos.                                  

Los investigadores siguieron durante dos meses a 22 pacientes con insuficiencia cardíaca en etapa terminal, para ver cómo respondían a la implantación total de un corazón artificial de SynCardia, el único dispositivo de este tipo aprobado por la FDA, la agencia reguladora de medicamentos y alimentos en Estados Unidos.

Al final del período de 60 días, sólo cinco de los pacientes habían muerto, mientras cuatro habían sido sometidos con éxito a trasplantes de corazón y 13 estaban vivos y en espera de donantes, indicó la investigación presentada en la conferencia del Colegio Americano de Cardiología (ACC) en Washington.

Las muertes se registraron entre los pacientes que se encontraban más enfermos antes del procedimiento.

El dispositivo requiere de una cirugía compleja para su implantación, para la cual solo unos pocos centros de salud están certificados.

Entre los riesgos de la intervención se destaca la formación de coágulos de sangre, sangrado, infecciones y mal funcionamiento del aparato.

El dispositivo se conecta a las cámaras superiores del corazón del paciente y bombea sangre a través de sus válvulas mecánicas. El corazón artificial está conectado a una fuente de alimentación externa al cuerpo que se puede llevar en una mochila.

27 de marzo de 2014, 10:03

cerrar