UNFPA registra más de 248 mil desplazados internos en Guatemala

La vulnerabilidad de las mujeres y adolescentes se descuida después de un desastre, como el de El Cambray II. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

La vulnerabilidad de las mujeres y adolescentes se descuida después de un desastre, como el de El Cambray II. (Foto: Jesús Alfonso/Soy502)

Según el último informe del Estado de la Población Mundial de 2015, en todo el planeta hay 59 millones de personas desplazadas siendo Siria y Colombia los países con cifras más altas.

En el caso de Guatemala se registraron el pasado año alrededor de 248,500 desplazados internamente, según el Consejo Mundial de Refugiados. Estos, por lo general terminan asentándose en zonas marginales donde son más vulnerables.

En ese mismo informe se refleja cómo la población femenina es la más afectada después de un desastre.

Los hombres son más propensos a morir en los conflictos, mientras que las mujeres tienen más probabilidad de ser perjudicadas por causas indirectas después.
UNFPA

"Con un desplazamiento, las mujeres y adolescentes están más expuestas a ser víctimas de violación, trata y explotación, así como a contraer enfermedades de transmisión sexual, entre otros", según explicó la representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), Verónica Siman.

Guatemala es un país en alerta naranja por la alta inestabilidad. Según el índice de fragilidad, se destacan para Guatemala dos escenarios: la escasa capacidad de reacción ante una crisis y la violencia, asociado a desplazamientos internos.

Según Siman, entre los desafíos que se presentan está la necesidad para que las personas no busquen emigrar fuera del país y exponerse a riesgos que les pueden afectar en su salud física y mental.

"El gobierno tiene un rol de educar y prevenir", explicó Siman.

El desastre de El Cambray II

Después del alud que sepultó a más de 280 habitantes de El Cambray, los vecinos sobrevivientes se mantienen viviendo en los albergues habilitados.

Siman señaló la necesidad de que estos tengan iluminación adecuada y cuenten con baños separados para respetar la intimidad de las mujeres y adolescentes.

"Recientemente no hemos hecho visitas, pero se coordinó con Conred para que no se descuide la atención específica en mujeres y adolescentes", señaló la representante.

No obstante, cuando se le cuestionó sobre cuánto tiempo más pueden mantenerse albergados según los protocolos internacionales, Siman respondió que "depende en las condiciones en las que se encuentre".

 

03 de diciembre de 2015, 22:12

cerrar