Universidades retiran a sus estudiantes del Hospital San Juan de Dios

La mañana de este lunes, el Hospital San Juan de Dios amaneció con una incómoda tranquilidad. Enfermeras y doctores atendieron con normalidad, no obstante, se respiraba una atmósfera de intranquilidaddesconfianza que ha dejado una serie de hechos que ponen al descubierto lo vulnerables que son el personal médico y los pacientes.

Luego de que un atentado con arma de fuego contra un pandillero fuera frustrado y días más tarde una trabajadora de dicho centro asistencial fuera asesinada, la Universidad de San Carlos, la Universidad Mariano Gálvez y la Universidad Francisco Marroquín tomaron la decisión de retirar a todos sus estudiantes de medicina de las instalaciones hasta que se establezcan medidas que garanticen la seguridad, confirmó la ministra de Salud Lucrecia Hernández Mack

  • RECUERDA: 

Al igual que las Universidades, los pacientes, enfermeras y médicos se han manifestado nerviosos con el traslado de privados de libertad al hospital para recibir atención. “Hay un riesgo latente de que se desate violencia con el traslado de reos”, afirma Napoleón Méndez, encargado de la emergencia del hospital. 

“Yo ya no sé a quién tengo a la par, por eso mejor me pongo en las manos de Dios”, dice Ana Pérez, una de las pacientes que recién salía de la consulta externa. Dice estar asustada por lo sucedido y algo nerviosa.

“Yo ya no voy a poder confiar en las personas”, comenta Gilberto Garcia, otro paciente que a su llega no pudo pasar desapercibidas las fuertes medidas de seguridad en los alrededores del hospital. 

Agentes de la Policía Nacional Civil y unidades del ejército resguardan el perímetro del hospital como medida de prevención. Una patrulla hacen rondas en las calles aledañas mientras dentro los cuatro reos que fueron trasladados hoy son cuidados por un contingente de agentes del Sistema Penitenciario

“Estamos en un estado de psicosis porque no saben cómo ni por qué esta pasando esto”, dice Thelma Estrada, vocal del Sindicato de Trabajadores de Salud, el más numeroso del San Juan de Dios. En una reunión le pide a sus compañeros calma y a las autoridades que revisen a cada una de las personas que ingresen de formas más rigurosa.

“Tenemos que velar por la seguridad de todos los que trabajan aquí. Los pandilleron intimidan al persona y a los pacientes”, dice Estrada. 

Especulación

Por su parte, el director del Hospital Julio Figueroa, dijo que ha habido mucha “especulación” sobre la relación que existe entre el atentado frustrado y el asesinato de la trabajadora del hospital. Afirma que la presencia de más elementos de seguridad no ha afectado a los médicos y que las actividades se desarrollan con tranquilidad

Por su parte, Hernández Mack, que participó en una reunión con los decanos de las facultades de medicina, autoridades del ministerio de Gobernación, el Sistema Penitenciario (SP) y el hospital, dijo que desarrollan una estrategia para coordinar con el Organismo Judicial y la Cámara Penal para reducir el número de traslados a los absolutamente necesarios. 

También dice que se trabaja en un proyecto, junto al SP para rehabilitar las clínicas dentro de los centros carcelarios. Lo cual incluye la contratación de más personal y abastecimiento, pues actualmente solamente seis médicos atienden 22 clínicas dentro de las cárceles del país.

12 de septiembre de 2016, 17:09

cerrar