Uri Roitman dice que Otto Pérez fue quien lo "remitió" con Baldetti

Hugo Roitman, más conocido como Uri, el empresario que se enfermó en plena audiencia minutos antes que fuera llamado a declarar por su implicación en el fraude del Lago de Amatitlán, mejoró de salud y este jueves declaró por más de una hora. 

Roitman, al explicar su vínculo con la empresa M Tarcic Engineering Ltd., que fue favorecida por un contrato de limpieza del Lago de Amatitlán, valorado en 137.8 millones de quetzales, describió que el primer contacto para presentar el plan fue con el expresidente Otto Pérez Molina, pero dijo que lo "remitió" con Roxana Baldetti. Donde según la fiscalía se concretó el fraude. 

El empresario que sigue defendiendo la fórmula para la limpieza del cuerpo acuífero, relató que conoció al propietario de la compañía, Mario Tarcic desde muy pequeño en Tucumán, Argentina, y que posteriormente tuvo la oportunidad de viajar a Israel.

Además de hacer referencia a su servicio militar, Roitman sustentó en su "amor por Guatemala" y en las oportunidades de empleo que ofrece desde los años 80 a la población, el hecho de únicamente buscar un bien para el país.

Tras declarar, Uri Roitman fue sometido al interrogatorio de la Fiscalía, mismo que se extendió debido a las respuestas poco concretas del sindicado y que se enfrascó en la relaciones con el resto de implicados y fechas de sucesos contemplados en la investigación, que el señalado no pudo responder.

Una de las preguntas que se transformó en una discusión entre el representante del Ministerio Público, Juan Francisco Sandoval, y el acusado, fue el motivo de una visita a la Vicepresidencia en octubre de 2014.

Ante la interrogante, Roitman empezó a relatar nuevamente como abandonó el país en noviembre y diciembre de 2014 por una supuesta operación de los ojos. Revelo que fue alertado por el abogado Emilio Cruz Lorenzana de una orden de captura en su contra.

 

La alerta que dijo haber recibido Roitman llamó la atención de los presentes en la Sala, incluyendo al juez, quien también pidió que ampliara el tema, ya que la única orden en su contra fue girada un día antes de su aprehensión.

"Eso consta en los documentos que les entregué a ustedes", dijo Uri ante una de las preguntas del fiscal, lo que llevó al delegado del MP a solicitar que aclarara a quiénes se refería al decir "ustedes".

La respuesta de Roitman fue: "a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)", a lo que añadió la interrogante ¿no usted me dijo que eran lo mismo?.

Lo anterior repercutió en que Sandoval pidiera que se respetara que él era quien estaba preguntando y no al revés y que además, calificara las respuestas del acusado como divagantes.

Asimismo, al ser cuestionado respecto a los servicios que prestaba para la empresa, aclaró que él no es representante legal de la misma y recalcó la historia de cómo conoció al propietario de la empresa y tras varias observaciones del Fiscal, detalló que apoyaba en la emisión de cheques para las adquisiciones que se hacían, así como en la coordinación de contactos para facilitar el proyecto que calificó como un bien para el país.

El acusado añadió que solicitó a su país y conocidos que realicen una investigación paralela porque considera que se trata más de un tema político que de un delito como tal y deseó que quién lo está acusando pueda dormir bien, y se apresuró a aclarar que lo mencionaba no como amenaza, sino por el cargo de conciencia que su perseguidor podría tener, pues él es un empresario que contribuye con Guatemala.

*Con información de Marcia Zavala

03 de marzo de 2016, 12:03

cerrar