Usa bicicleta: ¡ahorra tiempo y dinero!

Moverte en bicicleta le hace bien al tráfico, al medio ambiente y a tu salud: la financiera y la física. (Foto: Wilder López/Soy502)

Moverte en bicicleta le hace bien al tráfico, al medio ambiente y a tu salud: la financiera y la física. (Foto: Wilder López/Soy502)

El transporte es el segundo gasto más importante de las personas, aparte del techo.

Antes de que argumentes en contra de la bicicleta, déjame aclarar que es cierto: este medio de transporte implica retos y peligros en nuestro país. 

Sin embargo, poco a poco comenzamos a ver ciclovías y una adopción más dinámica del caballo de hierro para hacer ejercicio y ahorrar nuestros dos recursos más valiosos: tiempo y dinero.  

Luego de haber hecho ciclismo urbano en Ciudad de Guatemala por casi cinco años y montado en 12 urbes en tres continentes, aquí va mi contribución para que pruebes la bicicleta sin convertirte en víctima fatal o evites tragedias en tu auto. 

Si andas en bici:

1. Lleva un espejo

Este es el error número uno. Si no puedes ver hacia atrás, pierdes total control de tu camino porque no sabes si el carro de atrás viene muy rápido, muy cerca o fuera de control. 

Un espejo del lado izquierdo te va a salvar la vida. 

2. Evita horas sin tráfico: son muy peligrosas

Contrario a lo que se cree, con el tráfico de nuestro país es imposible que un carro te mate en las horas pico. Sin embargo, cuando no hay mucho tráfico, el peligro aumenta a un nivel fatal. Sé sabio y solo monta cuando los carros no se mueven. 

3. Haz contacto visual y no asumas nada

Antes de cruzar una calle o pasar frente a un carro, no asumas que te ha visto. Espera a que te dé alguna señal así eso signifique esperar un minuto. 

4. Hazte notar

Transmite que eres un ciclista consciente y no uno que aprendió a montar bici hace una semana. Lleva lo que sea para ser visto: chaleco, luces, y demás reflectantes. Recuerda: los carros no esperan encontrarte en la calle…

5. Pasos de bebé o tumba de novato

No vayas de cero bicicleta a bicicleta todos los días. Date al menos seis meses para aprender a andar en la ciudad. Aquí es bien sencillo: o aprendes como bebé o te arriesgas a terminar en una tumba de novato. 

Si ves a un ciclista urbano:

1. Sé paciente. Un carro menos es menos tráfico 

Rebasar con enojo a un ciclista solo va a provocar que él se rinda y regrese a su carro y contribuya al parque vehicular que te causa tráfico. 

2. Redefine el concepto de estatus. Tu próximo jefe puede ser ciclista

Aparte de la seguridad, la falta de estatus de una bicicleta detiene a muchos. Comienza a cambiar tu percepción; en Dinamarca lo hicieron poco a poco. 

El mundo actual nos presenta una crisis de transporte. Afortunadamente, la bicicleta siempre ha sido una solución al alcance de cualquier bolsillo.

Más de Daniel Herbruger:

*Las opiniones publicadas en las columnas son responsabilidad de su autor, no de Soy502

07 de noviembre de 2017, 05:11

cerrar