Usain Bolt gana con tranquilidad en su primera presentación

El estadio estaba casi lleno. Ni siquiera el Botafogo, equipo local, logra que los 56 mil asientos del Engenhao estén ocupados, pero sí Usain Bolt. El jamaicano, la gran atracción de estos Juegos Olímpicos, saltó por fin a la pista para competir en la primera ronda clasificatoria de los 100 metros planos. 

Usain recibió y respondió al amor que le llegaba desde las gradas, con gestos de agradecimiento para el público. Y, entre su tranquilidad, corrió como si nada contra sus rivales. Mientras ellos lo daban todo, Bolt pasó casi caminando por la meta. El bahreiní Andrew Fisher iba primero y amenazaba con ganar, pero el hombre más rápido del mundo se percató y aceleró lo suficiente para entrar primero. 

Bolt ganó a medio gas, consciente de que tendrá que correr mucho más fuerte cuando ya sea el momento de buscar las medallas, porque él lo dijo: su misión en Río es irse con los tres oros; 100 y 200 metros, más el relevo 4x100

13 de agosto de 2016, 11:08

cerrar