Varios muertos y daños materiales por la tormenta "Dirk" en Europa

Gente limpia frente a un bar el 25 de diciembre de 2013, luego de las inundaciones provocadas por la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)

Gente limpia frente a un bar el 25 de diciembre de 2013, luego de las inundaciones provocadas por la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)

La tormenta "Dirk", que golpeó fuerte al oeste de Europa en la madrugada de este martes, se desplazó hacia el este dejando a su paso varios muertos y daños materiales. Esta peturbación climática se dejó sentir especialmente en Gran Bretaña, donde murieron cinco personas, y en el norte y oeste de Francia.

Un hombre se ahogó en Devon, en el sudoeste de Inglaterra, tras haberse lanzado a un río para intentar salvar a su perro. Por otra parte, un hombre y una mujer fueron hallados muertos en un cauce de agua el lunes, y otras dos personas perdieron la vida en accidentes de coche vinculados con el mal tiempo reinante.

El aeropuerto de Gatwick (sur de Londres) se vio afectado por una avería en la corriente eléctrica, que motivó algunos retrasos en los vuelos, y en Heatrhow (oeste de la capital británica) se anularon al menos 16 vuelos.

Un hombre camina cerca del río Elorn, inundado después de la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)
Un hombre camina cerca del río Elorn, inundado después de la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)

En Francia, tras varias horas de búsqueda infructuosa, se interrumpió la de un marino de nacionalidad rusa frente a la costa de Brest (oeste), quien desapareció tras caerse de un carguero debido a las malas condiciones meteorológicas que provocaron una marejada de entre 6 y 7 metros y rachas de viento de casi 120 km/h.

Miles de personas se preparaban para pasar la Nochebuena con velas, ya que las rachas de viento, de hasta 140km/h, derribaron varios tendidos eléctricos. Unos 82 mil hogares seguían aún sin electricidad en la noche del martes, principalmente en el oeste francés.

Las conexiones a través del canal de la Mancha con salida y destino en el puerto de Dover (Gran Bretaña) se vieron interrumpida, y varias empresas marítimas anularon los traslados con sus naves. En el sudeste del país se esperaban fuertes precipitaciones.

Esta foto tomada el 25 de diciembre de 2013, reflejan la fachada de una casa que se derrumbó debido a las inundaciones de la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)
Esta foto tomada el 25 de diciembre de 2013, reflejan la fachada de una casa que se derrumbó debido a las inundaciones de la tormenta Dirk en Quimperle, oeste de Francia. (AFP)

Por su parte, en Irlanda miles de líneas telefónicas se vieron perturbadas por el fuerte temporal. En toda Gran Bretaña, incluyendo Escocia e Irlanda del Norte, se decretó el "alerta ámbar", la segunda en importancia a causa de los fuertes vientos previstos para esta jornada.

Asimismo, el 'skipper' suizo Bernard Stamm y su compañero de tripulación, Damien Guillou, quienes se vieron sorprendidos por la tormenta en pleno Canal de La Mancha mientras navegaban, este martes, fueron rescatados "sanos y salvos" por un buque de bandera noruega.

En España, la caída de un árbol hizo que un tren local descarrilara el lunes por la noche en Galicia (noroeste), pero ninguno de sus 10 pasajeros resultaron heridos.

Un joven pasa por delante de una ola gigante, el 25 de diciembre de 2013, en Niza, sureste de Francia. Los vientos huracanados y la lluvia azotó Gran Bretaña y Francia, matando al menos a cinco personas, interrumpiendo los viajes de Navidad y dejando a decenas de miles sin electricidad. (AFP)
Un joven pasa por delante de una ola gigante, el 25 de diciembre de 2013, en Niza, sureste de Francia. Los vientos huracanados y la lluvia azotó Gran Bretaña y Francia, matando al menos a cinco personas, interrumpiendo los viajes de Navidad y dejando a decenas de miles sin electricidad. (AFP)

Este martes por la mañana, el aeropuerto de la ciudad vasca de Bilbao anuló seis vuelos con destino a París, Santiago de Compostela, Barcelona y Madrid, mientras que un vuelo procedente de Madrid tuvo que dar media vuelta y otro procedente de Sevilla fue desviado a Barcelona.

En Portugal, 13 de los 18 distritos estaban bajo vigilancia naranja y las zonas costeras de Lisboa y Santarém (centro) estaban en alerta roja debido al estado del mar, con olas de hasta 7,5 metros de altura.

En Holanda, algunos servicios ferroviarios se vieron interrumpidos en el norte y varios edificios resultaron dañados, entre ellos el Philips Stadion de Eindhoven.

25 de December de 2013, 10:12 AM

25 de diciembre de 2013, 10:12

cerrar