Vaticano apartó a 400 religiosos por denuncias de abusos sexuales

El Papa Benedicto XVI recibió muchas críticas por los escándalos de abusos sexuales contra niños. Mientras el público lo señalaba, en silencio apartó a más de 400 religiosos acusados de estos crímenes.

El Papa Benedicto XVI recibió muchas críticas por los escándalos de abusos sexuales contra niños. Mientras el público lo señalaba, en silencio apartó a más de 400 religiosos acusados de estos crímenes.

Por primera vez, los representantes del Vaticano respondieron a las preguntas del Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño acerca de los abusos cometidos contra menores por religiosos católicos

El Vaticano indicó haber apartado del sacerdocio a unos 400 religiosos en 2011 y 2012, durante el pontificado de Benedicto XVI, tras un aumento de las denuncias por abusos sexuales contra niños. 

En diciembre, la Santa Sede se había negado a responder al cuestionario que le envió en julio el comité de la ONU, sobre unas 4 mil  investigaciones eclesiásticas actualmente analizadas por la Congregación para la Doctrina de la Fe, la cual no suele difundir sus trabajos.

"El papa tiene que empezar a expulsar del sacerdocio a los eclesiásticos que cubren crímenes sexuales, no sólo a aquellos que los cometen. Mientras esto no ocurra, las cosas cambiarán muy poco"
Red de Supervivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes

En el 2005, Benedicto XVI había prometido apartar a todos los encubridores de abusos sexuales dentro de la Iglesia, pero no lo logró. "La Santa Sede se da cuenta de que hay que hacer algunas cosas de otro modo", declaró Charles Scicluna, exfiscal del Vaticano en casos de abusos sexuales.

Muchos obispos tienden a no colaborar con la justicia local, como exige el Papa y muchas conferencias episcopales no han elaborado las líneas de lucha contra la pedofilia.

La Iglesia sigue recibiendo denuncias de abusos cometidos por curas, sobre todo en la década de los 60, 70 y 80.

 

18 de enero de 2014, 16:01

cerrar