Vecinos de El Cambray pasarán otra Navidad sin sus nuevas casas

Se acercan las fechas de Navidad y los vecinos afectados por la tragedia de El Cambray II aún recuerdan las palabras del expresidente Alejandro Maldonado Aguirre quien les ofreció un nuevo hogar antes de Navidad. Y eso fue justo hace un año.

En una primera promesa, Maldonado ofreció 100 casas de las 181 que conforman la nueva colonia Querida Familia. Al día de hoy, aún faltan por construir más de la mitad y las que están en pie tienen que repararse.

Sigue aquí la línea temporal de los hechos:

El proceso se encuentra estancado tratando de resolver los problemas que surgieron como consecuencia de la rapidez y urgencia del momento.

“Las cosas se hicieron a la carrera y la falta de planificación es la que está entrampando el proceso”, comentó Jennifer Vargas, jefa de la Unidad de Derechos Civiles y Políticos de la Procuraduría de los Derechos Humanos.

  • TE PUEDE INTERESAR:

No obstante, la premura no es una excusa para justificar cómo se resolvió este problema durante la administración de Maldonado y en donde también se vieron involucrados los ministros de Comunicaciones, Víctor Enrique Corado, y de la Defensa Nacional Williams Mansilla, este último aún vigente en su cargo.

El proyecto se presupuestó en más de 15 millones de quetzales que se dividen en tres compradores: Comunicaciones a través de Unidad para el Desarrollo de Vivienda Popular (Udevipo), Fundación Ronald McDonald y Un Techo para mí país (TECHO).

Mira aquí el video de las obras:

De esta forma, de las 181 viviendas, 75 serían financiadas por Udevipo, 61 por la Fundación Ronald McDonald y 45 por Techo.

Respecto a los proveedores, también aparecen tres empresas: Ingeniería de Proyectos SA (Inpro) encargada de proveer material y mano de obra y Cementos Rocafuerte y Mixto Listo que vendieron material de obra.

El convenio

Tras la tragedia donde fallecieron 280 vecinos, se firmó el Decreto Gubernativo 5-2015 que declaró el Estado de Calamidad Pública en el municipio de Santa Catarina Pinula con el objeto de resguardar y atender a la población afectada.

Publicación del Decreto 5-2015 en el Diario Oficial.
Publicación del Decreto 5-2015 en el Diario Oficial.

El Decreto se prorrogó durante 30 días adicionales y, durante ese período, comenzó a esbozarse lo que el viceministro Carlos Barillas ha denominado “los castillos en el aire”, por que no tienen base legal.

El proyecto “Querida Familia” estaba liderado por los ministerios de Comunicaciones y de la Defensa que según el Convenio Administrativo 03-2015 DSM se promovía que ambos eran los encargados de la ejecución.

  • ADEMÁS:

En ese documento aparece que el Ejército se encarga de la construcción de la urbanización (calles, electricidad, posteado, red de agua, etc.) y Comunicaciones se encarga de la contratación de las empresas necesarias para la ejecución, construcción y mantenimiento de las obras.

Los pagos

De los 15 millones de quetzales en los que estaba valorado el proyecto, casi Q9 millones correspondían a la compra de materiales. El resto, Q6.2 millones, fue lo que cotizó Inpro y que aparece reflejado en los anexos del convenio para pagar la mano de obra.

Todos los firmantes que participaron en el convenio.
Todos los firmantes que participaron en el convenio.

Sin embargo, la empresa nunca recibió esa cantidad porque no llegó a concluir el trabajo, como lo especificaba en el convenio.

  • LEE TAMBIÉN:

Lo que si recibió fueron 1.2 millones de quetzales correspondientes al pago de materiales hidráulicos, eléctricos, sanitarios, pluviales y ventanería.

Por su parte, Rocafuerte recibió 3.4 millones de quetzales para materiales y Mixto Listo Q4.1 millones en diferentes tipos de concreto.

Los hallazgos

El viceministro detalló que la nueva administración del ministerio de Comunicaciones encontró 21 anomalías en el convenio. Entre ellos, que no se determinó quién realizaba la mano de obra y que nunca se nombró a un Superintendente de obra.

Inpro cotizó la mano de obra y lo incluyó en el anexo del convenio.
Inpro cotizó la mano de obra y lo incluyó en el anexo del convenio.

Aún así, Inpro comenzó a construir tan solo con un contrato verbal.

Q7.4
millones hubiera recibido Inpro S.A. si hubiera terminado la obra.

“La empresa pecó de ignorancia en procedimientos con el Estado”, criticó Barillas. 

Lo que sí que dejó atado el convenio es que el pago de la empresa se realizaría al término de la obra. Por tanto, Inpro no recibió nada en ese rubro ya que no concluyó el trabajo.

La prórroga

El Convenio 01-2016 supuso la prórroga del convenio anterior con algunas modificaciones. Se amplió su vigencia hasta el 31 de diciembre de 2016 e incluía a Inpro como la empresa que iba a realizar la obra.

Sin embargo, tras un proceso conjunto con la Contraloría General de Cuentas, la empresa decidió abandonar la obra y, por tanto, el Ministerio comenzó a preparar las bases de la nueva licitación (NOG 5006112).

Productos Especiales de Concreto S.A., fue la nueva empresa adjudicada por 5.9 millones de quetzales. Sin embargo aún no se ha firmado el contrato por una serie de inconformidades que presentó Inpro, como por ejemplo, una querella contra el exministro Corado por abuso de autoridad e incumplimiento de deberes que presentó el pasado mes de agosto.

Luego de que se solventaron esos inconvenientes, el Ministerio impuso una demanda contra Inpro ante el Ministerio Público por retención de los materiales que el Estado ya había comprado.

La construcción de las viviendas se retomará el día después de que la nueva empresa firme el contrato. Barillas espera que para marzo de 2017 las familias puedan, por fin, disfrutar de sus nuevas viviendas.

02 de diciembre de 2016, 08:12

cerrar