Vecinos de Villa Nueva y Amatitlán rechazan construcción de cárceles

El proceso para iniciar la construcción de dos centros carcelarios, ubicados en Villa Nueva y Amatitlán, que anunció en febrero el ministro de gobernación Francisco Rivas, se ha topado con el rechazo de los vecinos.

Los pobladores se oponen a que los inmuebles sean edificados en sus municipios. 

Rivas confirmó que, con la colaboración del gobierno de los Estados Unidos, se construirían tres prisiones, una para mujeres que viven en los centros con menores de 0 a 4 años y dos para hombres. Estas últimas serían ubicadas en Amatitlán y Villa Nueva.

  • RECUERDA: 

El pasado 18 de agosto, un grupo de pobladores de Amatitlán marcharon en rechazo de la construcción del penal. Danny Hernández, portavoz de los inconformes, informó que han reunido miles de firmas de vecinos que respaldan su causa. 

Nosotros no nos oponemos a la construcción de cárceles, pero le queremos decir al ministro que nos las construya en nuestro poblado ni en ningun otro poblado. No tiene ningún beneficio para la población.
Danny Hernández
, Manifestante

Por su parte, desde el sabado, vecinos de Villa Nueva han recibido en sus hogares volantes con mensajes en rechazo a la construcción de la cárcel en su municipio. En los panfletos distribuidos se lee: “Nuestra seguridad está siendo amenazada por la construcción de una cárcel en el centro recreativo de Guatel”. 

El denominador común en el rechazo de ambos poblados es la preocupación por las colonias y viviendas aledañas a donde estaría ubicada la cárcel. A ambos les preocupa que una cárcel genere inseguridad. 

“Asignatura pendiente”

El titular de la cartera de gobernación anunció, en marzo, que el objetivo de construir estas prisiones era “reformar el sistema penitenciario que violenta los derechos fundamentales a los privados de libertad y que se les garantice la reinserción para que luego le puedan servir al país”. 

Unas semanas después, el 18 de julio, Byron Lima Oliva, quien guardaba prisión por la muerte de Monseñor Juan José Gerardi, fue asesinado junto con otros doce reos y una ciudadana argentina dentro del Granja Penal de Pavón durante un disturbio. Rivas informó que se necesitó de 2 mil agentes de la policía nacional civil para retomar el control.

(Foto: Captura de Pantalla/Facebook)
(Foto: Captura de Pantalla/Facebook)

El presidente Jimmy Morales se pronunció ese mismo día a través de su pagina de Facebook. Ahí dijo que los hechos suscitados “no solo eran lamentables, son vergonzosos”. Dijo que el sistema penitenciario es una “asignatura pendiente”. 

Mientras tanto, el ministro Rivas, aprovechó la situación para pedir más recursos para su cartera. Señaló que necesitan 750 millones de quetzales adicionales a su presupuesto actual para atacar la crisis que impera en el Sistema Penitenciario.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

21 de agosto de 2016, 12:08

cerrar