Un vendedor callejero fue estafado y todos se unieron para ayudarlo

Un hombre de cabello canoso y una sonrisa incondicional llamado David Christopher, quien se gana la vida vendiendo peluches en las calles de Kuala Lumpur, fue estafado por un comprador y terminó protagonizando una historia tan viral como esperanzadora.

David Christopher, mejor conocido como "tío David", tiene 65 años y durante la segunda quincena de septiembre recibió el llamado de un cliente, quien le pidió 250 peluches de Pokémon pero nunca llegó a recogerlos ni pagarlos, haciendo que el anciano gastara todo su dinero en el pedido.

  • Otra historia imperdible:

Resulta que el "tío David" es muy conocido en las calles de Kuala Lumpur, Malasia, pues trabaja para pagar su tratamiento contra la leucemia, razón por la cual fue fácil que la televisión llegara a entrevistarlo y comenzara una campaña para apoyarlo.

La ayuda no se hizo esperar y al siguiente día una larga fila de personas llegó hasta el lugar donde se encontraba para comprar los peluches, consiguiendo que estos se vendieran en tan solo dos horas.

  • Un gran consejo:

Las cosas no se quedaron ahí y varios días después las personas seguían llegando, obligándolo a hacer más pedidos, lo que elevó sus ventas. Incluso una mujer pidió 250 peluches que regaló a niños en orfanatos cercanos.

Al final, el "tío David" no pudo más que agradecer pues “Dios había mandado a sus soldados a cuidar de él”.

* Con información de UPSOCL

26 de septiembre de 2016, 20:09

cerrar