¿Sabes qué hacer con los restos de comida que dejas?

¿Qué haces con los desechos de tu comida cada vez que terminas el almuerzo? ¿Los llevas de vuelta a casa o los echas al bote de la basura? Ante esa situación, nació la idea de realizar un proyecto en el que las personas dejaran de tirar los desperdicios a la basura para convertirlos en abono orgánico a través de la lombricultura. 

“El proyecto lo empezamos hace dos años derivado de la necesidad de reducir la generación de desechos orgánicos. Identificamos una oportunidad para el manejo de los mismos que se generan en la cafetería y los comedores por lo que se buscaron soluciones. Gracias a la organización G22 y el arquitecto Alfredo Maúl se creó una planta de vermicompostaje”, explica Juan Pablo López, gerente seguridad y ambiente de la planta Henkel La Luz de Mixco.

La construcción de la pequeña planta fue un proceso relativamente sencillo, el cual consta de tres cajones en los que las que se depositan los desechos y van cumpliendo diversos pasos hasta convertirse en abono orgánico. 

Según López, la instalación de este proyecto ha generado la reducción de un 18 por ciento de los desechos que terminan en la basura. Además, resalta que los trabajadores de esa planta empiezan a tomar conciencia sobre el manejo de los desperdicios orgánicos.

¿En qué consiste?

La pequeña planta de Lombricultura se encuentra en un área alejada de las instalaciones operativas. Consiste en tres cajones. En el primero se depositan los desechos orgánicos recogidos de la cafetería y los comedores de la fábrica. Además está conectada a un sistema riego artificial, agua que es recogida de las lluvias. 

En el segundo cajón se depositan los desechos en una fase de descomposición y se mezcla con hollín que es extraído de las calderas utilizadas en ese lugar.

 

En la última fase, los desechos son mezclados con tierra, en la que viven las lombrices coqueta roja, que se encargan de digerir los desechos y posteriormente los excretan, obteniendo de esa manera el abono que utilizan en las distintas áreas verdes del lugar. 

Aunque el proyecto es interno, la idea de sus creadores es que otras personas lo tomen en cuenta y lo pongan en práctica ya sea en sus empresas, escuelas o en casa y así contribuir con el medio ambiente.  

16 de septiembre de 2016, 06:09

cerrar