La vida le sonríe de nuevo a niño africano rescatado de la muerte

El pequeño de dos años fue rescatado de una muerte segura en las calles de Nigeria. Ahora su vida ha cambiado para bien. (Foto: Anja Riggren)

El pequeño de dos años fue rescatado de una muerte segura en las calles de Nigeria. Ahora su vida ha cambiado para bien. (Foto: Anja Riggren)

En la actualidad, las redes sociales se han convertido en la plataforma más utilizada para exponer muchas historias. La siguiente conmovió al mundo luego que una mujer de origen danés viajara a Nigeria donde se encontró a un niño con pocas posibilidades de vivir. 

La foto del pequeño Hope, publicada a finales de enero por Anja Riggren Loven en su perfil de Facebook, aferrándose a una botella de agua dio la vuelta al mundo. El pasado 11 de febrero Anja publicaba la imagen del niño nigeriano que sufría deshidratación y desnutrición y ahora tiene un nueva vida. Se recupera paso a paso y es atendido para que su salud mejore.

La conmovedora recuperación de Hope

La conmovedora recuperación de Hope, el niño abandonado en Nigeria por brujería.

Posted by El Mundo on miércoles, 30 de marzo de 2016

Todo gracias a una trabajadora social danesa que lo encontró en Uyo, al sudeste de Nigeria. El niño sufría deshidratación y desnutrición tras ser abandonado al ser acusado de estar vinculado con la brujería.

Se les conoce como “ niños brujo”, se les acusa de estar poseídos por el diablo o por malos espíritus y no hay piedad con ellos. Son abandonados o incluso torturados hasta la muerte. Esto es lo que le había pasado al pequeño de dos años que fue auxiliado por Ringgren.

Jeg har set meget her i Nigeria igennem de sidste 3 år. Jeg har forskånet jer for mange oplevelser når vi har været på...

Posted by DINNødhjælp - deres overlevelse on domingo, 31 de enero de 2016

La fundadora de African Children's Aid Education and Development Foundation afirma en el diario británico The Sun que este no es un hecho aislado sino que se ha convertido en una práctica muy extendida en Nigeria. En ocasiones, hasta los padres son los que llevan a cabo las torturas a los pequeños. Anja es la fundadora la ONG que la creó para rescatar a niños que son llamados brujos por la comunidad.

Hope había estado sobreviviendo por las calles comiendo de los desechos de los transeúntes. Cuando la mujer lo encontró estaba lleno de gusanos y tuvo que someterlo a transfusiones diarias de sangre para mantenerlo con vida.

*Tomado de www.elmundo.es

30 de marzo de 2016, 11:03

cerrar