Vidal Argueta, el hombre que pide ayuda en el bulevar Austriaco

En el bulevar Austriaco, que conduce hacia Vista Hermosa en la zona 15, se encuentra un señor que tiene a su lado un cartón donde se lee: “Necesito ayuda, aunque sea en moneda”.

Don Vidal Argueta tiene 68 años y desde hace un mes se instaló en ese lugar para pedir ayuda a todos los automovilistas. Él decidió ubicarse sobre esa banqueta después de que fuera al Instituto de Seguridad Social (IGSS) a hacerse unos exámenes que determinaron que padece del nervio ciático.

  • NO TE PIERDAS...

Él nació en San Miguel Uspantán, Quiché, pero a los 24 años decidió venir a la capital para buscar una oportunidad laboral. “El primer lugar donde trabajé fue en una piñatería en la zona 1”, relata Vidal.

Me cuesta trabajo movilizarme y a mi edad ya es difícil conseguir un trabajo... por eso no me da vergüenza sentarme aquí, lo hago honradamente
Vidal Argueta

Antes de que su movilización se dificultara por el nervio ciático, se dedicaba a cortar leña y recolectar latas para venderlas; con el fin de alimentar a su esposa y su hijo de once años.

  • LEE AQUÍ...

Quien divulgó la primera fotografía en Facebook fue Melanie Castillo, una joven universitaria que, conmovida al ver a Vidal, decidió pedir ayuda a través de esta red social. Por el momento ha tenido más de 1 mil 200 reacciones y ha recolectado varios víveres para la familia Argueta.

Desde que lo conoció, Melanie se ha enfocado en juntar todos los víveres posibles publicando en su cuenta de Facebook lugares en los que pueden llegar a entregárselos.

MIRA EL VIDEO...

La joven ha buscado la forma de recolectar víveres junto a Vidal. (Foto: Cortesia Melanie Castillo)
La joven ha buscado la forma de recolectar víveres junto a Vidal. (Foto: Cortesia Melanie Castillo)

Si deseas ayudar de alguna forma a Don Vidal puedes encontrarlo de lunes a viernes de 7:30 a 12:00 horas en el bulevar Austriaco, antes de llegar a la gasolinera Puma o llamar a su esposa Aura Funes: 5670 4361.

06 de noviembre de 2016, 10:11

cerrar