Villareal-Barcelona: un partido jugado con la mano

El juego entre el Villarreal y el FC Barcelona estuvo lleno de polémicas en jugadas que pudieron haber cambiado la historia del partido en favor de cualquiera de los dos equipos. 

En varios pasajes del encuentro, que terminó empatado a uno, el árbitro Iglesias Villanueva no marcó varias manos cometidas por jugadores de los dos equipos, pero quizá la más polémica fue la que cometió Bruno Soriano cuando se encontraba en el suelo y apenas evitó que Lionel Messi disparara a la portería valiéndose de la mano. 

  • EL JUEGO...

El jugador al ver llegar el balón extiende el brazo para evitar que se introduzca en la portería. Una acción que todo el mundo vio como clara, pero que el colegiado no marcó. 

Bruno cometió una clara infracción y si el árbitro lo hubiese señalado, tal vez no se hubiese producido posteriormente la acción en la que Mascherano fuera protagonista dos minutos más tarde. 

Al 74, Bruno corría con el balón hacia el arco de Ter Stegen y al tratar de buscar la portería el disparo pegó en la mano de Javier Mascherano que trataba de evitar el segundo gol de los amarillos. 

Ahora hay que esperar si alguno de los dos equipos protestarán por la actuación del árbitro que se convirtió en el protagonista de un accidentado partido. 

08 de enero de 2017, 16:01

cerrar