El vínculo entre Pérez Molina y la red de corrupción de Sinibaldi

El expresidente Otto Pérez Molina no fue mencionado como parte de la estructura de Alejandro Sinibaldi que lavó millones de quetzales producto de sobornos durante sus años al frente del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda. Sin embargo, existen vínculos entre el exmandatario y la organización criminal.

  • ASÍ TE LO CONTAMOS:

Juan Ramón Solórzano Henkle, arrestado este martes, era uno de los hombres cercanos a Sinibaldi y durante 16 años estuvo casado con Lissette Pérez Leal, la hija del exmandatario.

Solórzano Henkle estuvo ligado directamente a los Pérez Leal entre noviembre de 1995 y octubre de 2011. Al divorciarse de Lissette continuó con una relación cercana a la familia. Este martes, él se entregó a la justicia, tras permanecer prófugo durante 11 días, señalado de los delitos de asociación ilícita y lavado de dinero u otros activos.

El jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, Juan Francisco Sandoval, no descarta que la investigación alcance al exgobernante.

El exyerno de Pérez Molina, a través de las empresas Inversiones Nápoles e Inversiones Benelli, recibía dinero de las constructoras beneficiadas con contratos del Estado y simulaba brindarles servicios para aparentar la legalidad de las transferencias.

  • MIRA AQUÍ:

Inversiones Benelli le facturó 29 millones de quetzales a ocho constructoras que se beneficiaron con recursos estatales durante la administración del Partido Patriota (PP), entre estas Asfaltos de Guatemala; Constructora Jireh, S.A.; Servicios Calificados de la Construcción, S.A.; Pavimentos de Guatemala, S.A. y Constructora Nacional, S.A.

Benelli recibía el dinero de las constructoras por supuestamente prestar servicios de alquiler de maquinaria, estudios de ingeniería y movimientos de tierras y fletes; pero estos nunca se efectuaron.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Según las investigaciones del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Solórzano Henkle era una de las cinco personas que daban el visto bueno a los desembolsos que efectuaban las empresas de cartón.

Entre los bienes adquiridos por las compañías lavadoras de dinero se encuentran fincas, casas, yates, helicópteros, vehículos de lujo, colecciones de arte y piezas decorativas de alto valor como alfombras persas.

Además, Inversiones Benelli se encargó de pagar 1 millón 373 mil quetzales para comprar la comida que recibieron los asistentes a la proclamación de Alejandro Sinibaldi como candidato a la presidencia por el PP.

El exyerno de Pérez Molina también obtenía recursos del Estado a través de dar asesorías al Ministerio de Gobernación, donde llegó a ganar 20 mil quetzales al mes. Esto le representó ingresos por 682 mil quetzales entre 2013 y 2015.

Ayudó a comprar la finca de Otto Pérez Molina

Solórzano Henkle también ayudó a su entonces suegro a agenciarse de bienes. Entre noviembre de 2008 y marzo de 2013 fue representante legal de Plantas de Exportación, S.A.

  • RECUERDA:

En 2013, esta empresa compró un terreno de 50 manzanas para ampliar la finca de Pérez Molina en Zaragoza, Chimaltenango. Para evitar pagar impuestos, la compraventa fue reportada por 2 mil quetzales.

Según una investigación de El Periódico, en agosto de 2009, Solórzano Henkle firmó una promesa de compraventa para adquirir la propiedad, que en ese momento ya le interesaba a su suegro.

26 de julio de 2017, 06:07

cerrar